Nunca estás solo.

No hay nada tan aterrador como la pérdida de un trabajo, la falla en una relación, descubrir que tienes una enfermedad grave, o la sensación de que está completamente solo o sola.

Es tan fácil seguir el “camino espiritual” cuando lo tienes todo resuelto, cuando no tienes problemas emocionales, económicos o de salud que te quiten la calma. Entonces es cuando puedes estudiar y hacer retiros, meditar y hacer todos los rituales que desees.

Ser un gurú de sillón en esos momentos es muy fácil y vemos ejemplos de ello todos los días. Continúe leyendo

¿Está Dios enojado conmigo?

Cada vez que alguien muere o hay un accidente enorme con muchas bajas, escucho la misma pregunta una y otra vez.

¿Por qué Dios permite que mueran? ¿Por qué, si Dios es un ser bueno y compasivo, permite que sucedan estas cosas tan terribles?

La verdad es que Dios no permite o provoca ninguna de estas cosas.

No podemos culpar a Dios, el destino, ni a ningún otro Ser Superior por las cosas que suceden a la humanidad en general. Continúe leyendo

¿Qué esperas realmente?

Has hecho tus visualizaciones, tu tabla de visualización, tus afirmaciones, tus meditaciones, etc. Sin embargo, los resultados siguen siendo los mismos. ¿Por qué?

Estaba hablando con un amigo que ha estado haciendo todas estas prácticas por un tiempo y que se quejaba de conseguir los mismos resultados de siempre.

Le pregunté si había estado esperando obtener nuevos resultados. Todas las actividades anteriores están muy bien, pero si su expectativa era la misma de antes, recibirían los mismos resultados una y otra vez.

No puedes pedir el recibir algo nuevo en tu vida, algo bueno, mientras que todavía pienses que este mundo es una jungla de asfalto horrible en el que todo es difícil y todo el mundo está tratando de aprovecharse de tí. Continúe leyendo

Extremos

Estaba hablando con un amigo que trabaja en el ejército. Él estaba diciendo que en algunos entrenamientos especiales los hacen llegar a sus extremos, los ponen a prueba para que puedan aprender hasta qué punto sus cuerpos y mentes pueden llegar.

Me dijo que los civiles no somos conscientes de lo que podemos hacer, porque nunca se nos prueba,  así que no sabemos lo que podemos soportar, porque no se nos lleva a esos niveles de resistencia.

Creo que tiene razón, pero por otro lado creo que somos probados también por los problemas y las situaciones que tenemos que afrontar durante nuestra vida. No todos necesitamos ser abandonados en la selva durante semanas para tratar de sobrevivir comiendo serpientes y raíces, pero algunas personas tienen que sobrevivir de muchas otras maneras y he conocido a personas que han sido capaces de dominar sus cuerpos y mentes al grado que los llamaría Rambos Espirituales. Continúe leyendo

Palabras

Cuando sabemos que alguien está en problemas y pensamos en cómo podíamos ayudar a esa persona, muchas veces creemos que no somos capaces de dar ayuda real.

La mayor parte del tiempo las personas necesitan más de lo que podemos ver en la superficie. No sabemos hasta qué punto una sonrisa, una palabra buena, un saludo, un guiño, una palmada en la espalda puede ayudar a otras personas.

A veces, saber que tenemos a alguien que está allí sólo para escucharnos es suficiente para cambiar nuestro día y nuestra actitud hacia lo que nos está pasando.

La solución a muchos problemas, podría estar oculta detrás de una sonrisa.

Si tan sólo lo supiéramos. Continúe leyendo

Tus palabras son poderosas

¿Cómo saber hasta dónde llegarán tus palabras o ejemplos? No lo sabes.

Estaba escuchando a un amigo que estaba muy impresionado por una charla que escuchó en el metro. Se le había olvidado llevar su libro y no tenía nada que hacer mientras llegaba a su destino. Así que no pudo evitar escuchar la charla de sus vecinos.

Me dijo que sentía como si estuviera destinado a escuchar esa conversación, ya que era algo que necesitaba escuchar en ese momento. Estaba muy contento y agradecido por haber tenido la oportunidad de escuchar las palabras de ese hombre. Pero ese hombre no supo que sus palabras tuvieron un impacto tan grande en alguien que estaba escuchando su conversación y ni siquiera lo conocía. Continúe leyendo

Estás haciendo las cosas bien

Se nos ha dicho que trabajar muy duro en una meta es la única manera de avanzar y lograr lo que queremos. Eso está muy bien, pero la mayoría de las veces se tiende a tomar el estrés como  trabajo duro y el estrés sólo hará que nuestro cuerpo y mente se enferme.

Tendemos a poner un montón de presión sobre nuestros hombros cuando queremos lograr algo. Queremos terminar lo más pronto posible.

En la prisa por terminar las cosas rápido perdemos de vista muchos detalles en el camino y cuando eso sucede empezamos a perder de vista el todo y, creemos que estamos en el buen camino, en el camino a la perfección. Continúe leyendo

Atrévete a explorar

Ya había visto ese pasaje muchas veces, en realidad no todo el pasaje, sino la entrada. Parecía un pasaje antiguo abandonado y sin salida.

Sin embargo, la idea de explorar en realidad nunca se me ocurrió antes.

El día de hoy regresaba del estudio y estaba a punto de tomar mi ruta habitual cuando “algo” me hizo parar y mirar las escaleras que conducen a ese pasaje. Pensé que podría haber sido una antigua entrada de la estación de metro que está cerca. Pero una corazonada inesperada me hizo detenerme y bajar las escaleras. Continúe leyendo

Cambio

Los sueños y metas cambian y evolucionan también, y a veces en el camino para lograrlos, nos encontramos con algo mejor y comenzamos un nuevo viaje.

Eso es algo natural y no debes de enojarte o asustarte cuando esto sucede.

Incluso en nuestra vida cotidiana, nos encontramos caminando por la calle de camino a un destino determinado y de repente nos acordamos de una buena cafetería donde sirven un chocolate caliente, sabroso y en ese mismo momento decidimos cambiar la ruta y nos dirigimos hacia ese lugar.

Si quieres seguir leyendo éste artículo, compra por favor el libro “Diálogos con mi ser interno Volumen III” Haz click aqui

No apresures tu vida

Deja de golpearte a ti mismo! No es necesario que te tortures más. Sé que estás viviendo en una época en que todo hay que hacerlo más rápido. Pero como ya lo he dicho antes, ya no tenemos que competir con nadie.

Recuerda eres un creador, no un competidor.

Pero, si realmente necesitas competir, si te gusta la sensación de la competencia, entonces ¡compite contigo mismo! A pesar de que no vas a llenar tu ego con el reconocimiento de los demás, esto te llevará aún a mejores logros.

No hay nada más difícil que competir con nosotros mismos, pues el vencer nuestros propios límites es lo más difícil de lograr. Continúe leyendo