Estoy aquí

Creo que todos nos hemos preguntado cómo sería ahora nuestra vida si hubiéramos o no hubiéramos hecho algunas cosas en nuestro pasado.

Es normal preguntarse cuán diferente sería nuestra vida, si nos hubiéramos ido por un camino diferente. Continúe leyendo

¿Estás listo? No, en serio. ¿Estás listo?

Había una señora que siempre iba a la iglesia a quejarse por las tragedias de su vida, con voz fuerte y tono lastimoso, comenzaba a enumerar todas las desgracias en su vida y lo infeliz que era. Como final siempre le pedía a Dios que se llevara su alma, ya que no podía soportar más esta vida.

Un día, el sacerdote decidió darle una lección a esa mujer y se escondió detrás de la imagen a la que siempre iba a quejarse. Continúe leyendo

El espejo

Hemos hablado muchas veces sobre la importancia de hacer primero los cambios dentro de nosotros, antes incluso de comenzar a criticar lo que estamos experimentando u observando en el mundo exterior.

Si quieres ver cómo te ves antes de salir a la calle, tendrás que pararte frente a un espejo y mirarte en él para que puedas ver cómo te verán los demás cuando salgas. Continúe leyendo

Menospreciar tu sufrimiento

Me sentía un poco triste por las cosas no salían como yo esperaba, estaba yo fallando en buscar la lección que tenía que aprender en ese momento y tal vez, sólo tal vez, buscaba algo de simpatía y “entendimiento” (sí, recibir algunas palmadas en la espalda).

Pero en lugar de eso, ella comenzó a reírse de mis problemas. Empezó a hablarme de todos sus problemas familiares y económicos que, por supuesto, “eran muchas veces peores que los míos”. O al menos eso es lo que ella pensaba. Continúe leyendo

Tú causaste el daño

Él se quejaba de la forma en que el río había causado la inundación y dañado las cosechas y cómo ese “maldito río” había hecho desaparecer su trabajo de muchos años y “ahora con estas malditas piernas no me puedo mover para poder ir a comprar mi comestibles.” Y siguió maldiciendo sobre diversos temas como el gobierno, el calentamiento global, entre otras cosas.

Mientras yo bebía mi té, pude escuchar a sus compañeros quejarse también por muchas situaciones y aspectos diferentes que estaban afectándolos y todos nosotros también. Continúe leyendo

No seas un mártir

Me quedé sorprendido al ver a un grupo de personas que llevan cubetas llenas de agua desde un pozo en la base de una montaña, hasta la cima de ésta. Cada cubeta pesaba más o menos como 30 kilogramos y todos ellos tenían que hacer varios viajes para llevar el agua a sus casas, ya que en esa comunidad rural no había un sistema de agua para tener agua corriente en todas las casas.

Me sorprendió también la habilidad con que las personas llevaban las cubetas sin derramar el agua, a pesar de la irregularidad del camino por el que tenían al transitar. Continúe leyendo

Ingeniería del cuerpo

Nuestro cuerpo está muy bien diseñado, cada músculo, cada célula tiene su propia razón de ser como es. Pero abusamos de él constantemente.

Alimentamos nuestro cuerpo con demasiados productos químicos, los cuales ahora están creando nuevas enfermedades y nuestro cuerpo está tratando de defenderse a sí mismo tanto como puede.

Pero la vida moderna está haciendo esto muy difícil, todos los días nuestro cuerpo necesita luchar cada vez más duro contra varios aspectos que nos están bombardeando desde diferentes ángulos. Continúe leyendo

Mirando el futuro

Cuando miramos el cielo nocturno en realidad estamos viendo el pasado, no el presente real. Todas las estrellas y los planetas están muy lejos y hasta la luz tiene que viajar a través del espacio para llegar hasta nosotros. Así que las luces que observamos en la noche son sólo mensajeros antiguos que dejaron su destino hace mucho tiempo y ahora todo lo que estamos viendo es la llegada de ese “mensaje” a nuestro planeta.

Así que tal vez algunas de esas estrellas ya no existen y, lo que vemos es una luz fantasma que nos informa que en algún momento, un sol como el nuestro se posicionó en la dirección e que estamos viendo en este momento. Continúe leyendo

Yo todavía no llego ahí

De las preguntas recurrentes que me hacen, de las más comunes son, ¿si por fin he llegado a mi meta? ¿Si tengo todo lo que deseo? y ¿si yo soy feliz con la vida que estoy viviendo ahora?

La respuesta es no a todas esas y a otras preguntas similares. Continúe leyendo

Permítete experimentar la alegría

Podrías estar pensando que esta es una frase mal escrita, pero no, en realidad hay muchas personas que no se permiten experimentar alegría y felicidad de muchas maneras. Y no, no son masoquistas, al menos la mayoría de ellos no lo son.

Yo no soy el tipo de persona que ande de fiesta todo el tiempo, de hecho no soy muy sociable, algo gracioso que decir acerca de alguien que pasa mucho tiempo dando conferencias y cursos, pero es verdad. Continúe leyendo