Está bien (Nota mental)

Está bien despertar una mañana con la sensación de estar drenado, sin tu habitual alegría de vivir encendida y decidir en ese mismo momento tomar el día libre. Sólo para reunir suficiente fuerza para continuar con tu viaje.

Es válido decidir hoy, el no sentir gratitud por las cosas buenas que tienes y, el que tu corazón sienta nostalgia de los días y personas que ya no están aquí contigo.

Es aceptable decidir el dejar que la ira y la tristeza llenen tu corazón y alma por un rato, porque estos sentimientos son una parte de tu naturaleza humana y tienen una razón para existir en ti. Continúe leyendo

¿Estás colapsando?

A veces sentimos que las cosas dentro de nuestra mochila emocional se están poniendo demasiado pesadas para cargarlas, entonces falla nuestra fuerza interior y terminamos cayendo al suelo.

A parte del dolor y el entumecimiento que la caída causa en nuestro corazón, finalmente decidimos volver a levantarnos, pero a veces incluso cuando estamos de pie de nuevo, sentimos nuestra alma destrozada y no podemos volver a armar nuestros pedazos. Continúe leyendo

Deshazte de eso

Cuando planificamos una limpieza de primavera o el mudarnos a un nuevo hogar, una de las cosas más difíciles de hacer es, decidir qué conservar y de qué deshacerse.

Igual sucede cuando quieres limpiar tu vida o tus contactos de la agenda.

A veces, cambiar tu entorno social es lo más difícil de todo. Dejar atrás una amistad es muy difícil para algunos, se sienten mal por la otra persona y la mayoría de veces, la verdad es que no le hemos visto en meses o incluso años.

Si alguien no tiene ningún interés en ponerse en contacto con nosotros, podemos eliminar la etiqueta “amigo” de ellos sin remordimientos. Continúe leyendo

¿La verdad?

-”Yo sólo quiero saber la verdad”. Escuché a un transeúnte decirlo con desesperación. La persona que caminaba con él, en voz baja respondió: “Pero tú ya sabes la verdad”. La primera persona actuó sorprendida al principio, pero luego asintió aceptando el comentario y tristemente apartó su vista hacia la distancia en silencio.

¿Podemos ocultarnos la verdad tan fácilmente a nosotros mismos? ¿Realmente estamos constantemente evitando verla, incluso cuando está “claramente” justo frente a nuestros ojos? Continúe leyendo

Opuestos

¿Por qué las cosas malas tienen que existir? Si Dios es tan “bueno” como dicen, entonces ¿por qué permite que lo malo y lo feo existan?

Estas son preguntas comunes que escuchamos todo el tiempo.

¿Y alguna vez has imaginado un mundo sin opuestos?

Simplemente no podría existir.

Necesitamos un punto de comparación para poder “medir” las cosas. ¿Cómo saber si algo está frío si no conoces lo caliente? Ejemplo tonto, lo sé, sólo estoy tratando de aclarar mis ideas aquí. Continúe leyendo

Puertas

No soy una persona muy sociable. No es que no me guste conocer gente nueva, por el contrario, me encanta conocer gente nueva, pero lo que no me gusta es estar en medio de grandes multitudes.

Me gusta enfocarme en un pequeño grupo de personas para que podamos llegar a conocernos bien y pueda darles a estos nuevos amigos, la atención adecuada. Pero cuando tienes que conocer a muchas personas al mismo tiempo, por lo general es cuando hago mutis por la izquierda.

No me malinterpretes, no estoy realmente antisocial, (bueno, no mucho.) Pero creo que cada persona que conozco, es como una nueva ventana que me permite ver nuevos paisajes, nuevas ideas, nuevas experiencias, etc. Continúe leyendo

Dejando atrás…

Después de un largo período de dificultades de vida. Después de que toda prueba dura ha sido dominada, lo más difícil es dejar los malos sentimientos atrás.

Pasar por encima de una mala experiencia no significa que tienes que fingir que el daño nunca existió. Sólo significa que ya no está dirigiendo tu vida.

Sé que hay cosas que no serás capaz de olvidar, pero al menos toma el poder que una vez les diste para guiar el curso de tu vida durante un tiempo y, retómalo una vez más.

Una vez pensé que yo no era lo suficientemente bueno y que no merecía ser feliz y próspero, esos pensamientos gobernaron mi vida durante mucho tiempo. Después de descubrir que no había ninguna persona ni influencia externas que tuvieran la culpa, decidí tomar ese poder de nuevo y administrarlo yo mismo para dirigirlo a esfuerzos más fructíferos. Continúe leyendo

Peticiones sin respuesta

Muchas veces me he cuestionado a mí mismo, al Universo, a Dios, etc., el por qué algunas de mis peticiones, oraciones y sueños, nunca se hicieron realidad. Incluso me he sentido lastimado e ignorado debido a esto.

Sé que todos hemos pasado por una experiencia como esta, pero, a veces nos olvidamos de ella y, a pesar de ver más adelante, que los resultados que hubiéramos recibido fueron totalmente diferentes a lo que esperábamos en primer lugar, permitimos que el sentimiento de rechazo, frustración, etc., habite en nuestros corazones una vez más.

Recuerdo hace mucho tiempo, que un amigo deseaba mucho viajar a una ciudad grande no muy cercana, con sus amigos. Sus padres se opusieron a ese viaje y él se sintió muy frustrado y enojado con ellos.

Había estado planeando este viaje durante meses, pero al final, sus calificaciones en la escuela habían sido mucho menores de lo esperado y sus padres decidieron que no se había “ganado” ese viaje. Continúe leyendo

¡Pruébalo primero! (nota mental)

 

Un mal hábito que he estado tratando de quitarme de encima, pero que todavía mantengo oculto en algún lugar profundo en mi mente subconsciente es, el juzgar algo antes incluso de probarlo.

Muchas veces he visto alimentos nuevos y extraños en mis viajes y de inmediato, incluso antes de comprobar su olor, los he etiquetado como: No bueno.

Por ejemplo, una vez me pasó con un tipo de tortilla gruesa de maíz de El Salvador, muy popular en ese país. Se rellenan con queso, frijoles o carne y añaden un poco de salsa de tomate, repollo, condimento, etc.

El aspecto no era tan “atractivo” para mí al principio e inmediatamente me negué a probarlo. Pero después de la insistencia de algunos amigos locales, acepté a regañadientes, probar “una pequeña mordida”. Continúe leyendo