Y nunca fue lo mismo…

Después de muchos años de ausencia, finalmente pude regresar a la capital de los Estados Unidos. Un lugar muy querido para mí puesto que viví y estudié allí por algunos años.

Es un lugar muy impresionante con sus edificios y monumentos blancos. Yo estaba muy emocionado de ir a ver cómo estaban las cosas allí en ese momento. Y sí, eso era una gran cosa en mi mente porque sólo me preguntaba constantemente: ¿cómo se vería ese lugar a mis ojos ahora?

¿Seguirían ahí las mismas personas? ¿Encontraría a mis amigos y compañeros de clase viviendo como siempre? ¿Qué sería diferente hoy en día? ¿Me gustarían los cambios? Continúe leyendo