No estás escuchando (auto-recordatorio)

La verdad es que yo no estaba prestando atención a lo que me estaba diciendo. Mi mente estaba “conectada” a mi propia red personal y pensamientos sobre diferentes temas estaban flotando en mi mente como un banco de peces en el mar. Ni siquiera el ruido del tráfico podía interferir con mis pensamientos egoístas.

Mi amiga estaba hablando de temas triviales y yo “asumí” que ya sabía a dónde estaba llevando su conversación. Estaba equivocado. Pero mi enfoque estaba en mis propios intereses y hablar sobre cosas frívolas no era parte de mis planes para el día.

No tenía tiempo que perder en escuchar cosas sin importancia y, después de todo, ya sabía todo lo que ella tenía que decir. O al menos, eso era lo que yo pensaba.

De repente se detuvo, me miró y dijo. “Creo que sería una buena solución, ¿no crees?”

Me quedé parado ahí sintiendo un escalofrío corriendo por mi espina dorsal, ella parecía estar esperando una respuesta. Continúe leyendo

Ese obstáculo

Tenía prisa, caminaba más rápido que de costumbre, y eso significa muy rápido porque siempre ando a las carreras, cuando de repente justo después de girar a la derecha en una esquina, encontré un neumático enorme con una rama de árbol en el medio bloqueando la acera.

¿Quién se atrevió a dejar ese obstáculo en medio de la banqueta?

“Alguien podría resultar herido, ¿no pensaste en eso cuando dejaste estas cosas aquí?”, Dije en voz alta, en caso de que el culpable estuviera aún esperando para reírse cuando alguien chocara. “Pero no había nadie allí.

Traté de mover esa gran rama para despejar el camino y, cuando empecé a sacarla, pude ver un gran agujero en el suelo. Parecía que alguien había caído ahí antes y entonces, con el fin de evitar que otra persona cayera de nuevo, pusieron un neumático grande y una rama de árbol para cubrirlo y así evitar más accidentes.

Me quedé allí un rato. Continúe leyendo

Continuum

“Nuestro problema principal aquí, es que permitimos que nuestra mente vague libre cuando necesitamos que esté enfocada y se enfoca en las cosas que debemos dejar ir.” dijo el Lama.

“Necesitamos disciplinar nuestra mente para evitar ser dominados por el continuum…” continuó.

- ¿Y qué es el continuum? -pregunté, interrumpiéndolo abruptamente.

Él me miró con una sonrisa y contestó: “Lo que llamamos continuum, son esos pensamientos que parecen nunca dejar nuestra mente. Esos sonidos y recuerdos que siguen repitiéndose como un viejo disco rayado en nuestra mente sin control. ”

“Es como una canción que escuchas en la radio una vez, el ritmo es pegadizo, te gusta, y de repente, te encuentras tarareándola sin ser consciente de ello. Después de unas horas y hasta días, tu mente repite una pequeña porción de la canción hasta que te vuelves consciente de esta constante repetición. ”

“Lo mismo sucede con ciertas frases o líneas que escuchas en películas, TV, amigos, etc.”

“Toda esa energía mantiene tu mente ocupada el día entero. El problema es que algunos viejos pensamientos negativos, ideas y sentimientos están atrapados en tu mente, formando un continuum que se vuelve muy difícil de eliminar, formando una mentalidad muy negativa y creándote muchos problemas. ”

“Y luego te preguntas por qué cosas malas aparecen en tu vida.”

Permanecí en silencio durante unos minutos y luego le pregunté: “¿Podemos hacer algo al respecto? ¿Podemos realmente cambiar ese continuum? ¿Podemos programar nuestro propio contenido? ¿Podemos crear un continuum permanente en nuestra cabeza a voluntad? ”

Él se rio ruidosamente y agregó: “Por supuesto que puedes de hecho, debes si quieres cambiar tu vida y crear un mejor presente para ti y todos los seres vivientes”.

Permanecí en silencio durante un rato. Él estaba en lo correcto. Todavía estaba luchando para dejar de repetir un jingle que escuché en la radio hace unos días y cuanto más intentaba detenerlo, más mi mente lo repetía en el momento menos esperado.

Norman Vincent Peal dijo que la motivación es como una flor, es necesario regarla todos los días para evitar que se muera.

Estoy compartiendo en estos capítulos mis pensamientos y experiencias de vida con la esperanza de poder cambiar mi propio continuum interno, al recordarme esas lecciones que han moldeado mi mentalidad actual.

Espero que encuentres algo útil en ellos y que tal vez puedan darte algunas ideas para crear un continuum mejor para ti mismo.

Gracias desde el fondo de mi corazón por venir conmigo en esta búsqueda interior.

Que la Luz esté siempre contigo.

Héctor Sampson

Adquiere mi nuevo libro Continuum aqui

 

Es por ti

Gracias a nuestro actual sistema escolar, estamos prácticamente obligados a estudiar diferentes materias. Normalmente, el estudiante promedio aprende cosas para pasar una prueba. Después del examen suelen olvidarse de todo, si es que no usan esa información con frecuencia.

Estamos acostumbrados, desde muy temprana edad, a aprender como una obligación. Por lo tanto, lo tomamos como un trabajo duro y tendemos a verlo como algo aburrido y difícil. Algunos padres incluso lo usan como un castigo. No es de extrañar por qué lo tomamos como una carga en lugar de una bendición.

Tan pronto como salimos de la escuela nos sentimos “libres” porque no tendremos que seguir leyendo libros y estudiando temas extraños durante horas. Y mantenemos intacto nuestro concepto del estudio. Hasta que un día, descubrimos un tema que nos fascina.

Entonces, estudiar ese tema se convierte en un placer. Cuanto más nos atrae, más pasamos el tiempo investigándolo.

Es hasta ese momento que comprendemos el verdadero placer de aprender. Continúe leyendo

Perdona

 

Hablar de obstáculos es un tema muy común. Hemos estado comentando últimamente acerca de cómo tendemos a culpar al mundo exterior de nuestros problemas y carencias.

Pero como en todos los demás conflictos, vamos a encontrar la causa principal de éstos dentro de nosotros.

Estoy seguro de que has oído que una de las causas principales de enfermedades graves como el cáncer, son los llamados sentimientos de baja frecuencia, es decir el odio, el resentimiento, el miedo, etc.

Bueno, yo he conocido a muchos médicos que ahora están tomando la idea muy en serio. Estamos comenzando una nueva era en la que la gente está cuidado más la alimentación y los sentimientos que permiten en sus cuerpos.

Tomado de mi libro: “Y los diálogos continúan…”

Continúe leyendo

Enamórate

He visto un aumento en los sitios de Internet que prometen ayudarte a encontrar al amor de tu vida y ponerte en contacto con personas con las que puedes enamorarte.

Algunos te prometen presentarte personas solteras en tu área, otros sitios prometen ayudarte a encontrar gente para una relación, sin importar su estado civil, o el tuyo.

La mayoría de estos sitios tienen secciones donde puedes aprender a interactuar con tus clientes potenciales y ofrecer todo tipo de consejos sobre cómo iniciar una conversación, cómo vestirse correctamente para la primera cita, cómo controlar tu lenguaje corporal para que puedas transmitir el mensaje correcto Y lo que debes hacer y lo que no debes hacer cuando te reúnes con otros por primera vez.

Muchas de estas “guías” te enseñan cómo ocultar tus defectos, cómo mostrar tus “cualidades”, cómo verte como un “buen prospecto” para la otra persona y cómo dejar una buena impresión después de la primera cita para poder dar el siguiente paso en la relación.

La mayoría de estos manuales nunca te dicen cómo ser más auténtico, para que lo que otros vean sea el verdadero tú desde el principio. Continúe leyendo

Esta es la vida

El sol de la mañana empezó a brillar sobre el río Támesis mientras Londres despertaba a un nuevo día.

La actividad en Oxford St. era caótica como de costumbre y, un paseo en Hyde Park fue la mejor medicina para mi agotada alma. Eso y algo bueno para comer. Cuerpo y alma están conectados y buena comida es algo que disfruto mucho.

Llegué a un lugar muy popular en la zona, el propietario se encarga de la cocina ya que es un excelente chef. Yo estaba feliz de estar allí ese día.

Verlo trabajar fue un verdadero placer, tiene el don de hacer que los alimentos normales parezcan una obra maestra. Continúe leyendo

Dónde quiera que estés

Si miras a tu alrededor en este momento, ¿qué ves? O mejor dicho, ¿te gusta lo que ves? ¿Estás en el lugar donde planeaste estar hace un año? ¿Son las circunstancias como las deseabas en aquel entonces?

Si contestaste que sí a todas esas preguntas, enhorabuena, has llegado a la meta. Pero si contestaste que no a cualquiera o a todas, entonces no te preocupes. Eres un ganador de todos modos porque, lo creas o no, estás en lugar en el que estás destinado a estar en estos momentos.

Probablemente tus metas y sueños eran diferentes y piensas que estás en donde no se supone que deberías el día de hoy. Pero eso no es así.

No importa cuán horribles /grandiosas las cosas han estado en estos últimos meses, éstas te han traído a dónde estás ahora por tu propio bien. Continúe leyendo

Creador de problemas

Todos los días estamos expuestos a muchos problemas, con muchas variantes, con muchas soluciones o decisiones frente a nosotros que llevan a aún más consecuencias.

Una vez que decidimos lidiar con uno de estos “problemas” debemos encontrar su raíz y, como un amigo solía decir: “Alguien debe tener la culpa de esto y no voy a ser yo”.

Por lo tanto, encontrar a alguien más para culpar, no es una tarea difícil. Por lo general lo hacemos de forma inmediata y automática.

Pero entonces, encontrar una solución se vuelve aún más difícil. Vincular la posible solución con nuestro problema y esperar a que quien culpamos se encargue de resolverlo, hace imposible el progreso.

Pero el cambiar esa mentalidad podría beneficiarnos inmensamente. Continúe leyendo

Presta atención

Cuando me desperté esta mañana, vi la fecha en mi calendario y tuve que comprobarlo dos veces porque no podía creer que fuera cierto.

¿Dónde pasaron todos esos días? ¿Cómo estamos tan avanzados en el año? El tiempo vuela y cuando tratamos de mirar hacia atrás para ver a dónde se fue el tiempo, nos damos cuenta de que hemos perdido completamente su pista.

No puedo creer que hace diez años mi vida era completamente diferente, mi mentalidad era diferente e incluso mi estilo de vida era diferente.

Muchos de mis amigos y personas con quienes he trabajado ya no están entre nosotros. Cuando empecé a hacer una lista de todas las personas que se habían ido, me sorprende de cuán grande es. ¿Dónde están todos?

Incluso mis gustos y pasatiempos ya no son los mismos. Todavía disfruto de muchas cosas “antiguas”, pero mis intereses y actividades han cambiado mucho. Algunos de ellos de forma radical.

Sí, estoy envejeciendo, pero todavía no me siento viejo. Tal vez el tiempo ha pasado tan rápido que no tuve tiempo de darme cuenta. Continúe leyendo