La luz

“Solo me llaman cuando necesitan algo”, dijo con una mirada triste en los ojos.

Y sí, sus hijos siempre le llaman cada vez que necesitan algo de él.

“Pero esa ha sido la historia de mi vida”, siguió quejándose.

“Parece que mi único papel en esta vida ha sido ayudar a otros con sus problemas”. Agregó con una mirada distante en sus ojos como recordando viejos tiempos.

“Debe ser maravilloso poder decir eso.” Contesté.

Él me miró con una curiosa luz en sus ojos. Continúe leyendo

Ofendido

Estaba algo escéptico sobre un experimento social del que me había hablado un amigo. Así que decidí probarlo yo mismo.

El experimento consiste en tratar a las personas exactamente de la misma manera como te tratan a ti, por ejemplo:

Cuando alguien te hace una pregunta, respondes usando exactamente la misma actitud, tono de voz, nivel de volumen y lenguaje corporal.

A pesar de que era muy escéptico al principio, después de algunos intentos, los resultados me desconcertaron.

No tuve que reunir una gran muestra para aprender un hecho muy interesante de la naturaleza humana. Continúe leyendo

La dicotomía del silencio

Cuando ves a alguien sufriendo y, no hay nada que puedes hacer para ayudarlo a salir de su miseria, la mayoría de las veces tratarás de consolarlo  con palabras de aliento.

En esos casos, las palabras correctas son difíciles de encontrar y, muchas veces terminamos diciendo las incorrectas, incluso cuando nuestra intención era buena.

Hemos hablado muchas veces sobre las ventajas y bendiciones del silencio, cuán importante es guardar silencio cuando existe el riesgo de herir a alguien.

Pero como todo en esta vida, siempre hay dos lados para cada cosa y caer en sus extremos es extremadamente fácil.

Algo en demasía puede hacer mucho daño. Continúe leyendo

Solo

Últimamente hay un miedo extendido a estar solos

Conozco a muchas personas que realmente prefieren estar en una relación destructiva que a quedarse sin pareja.

Este temor ha crecido tanto en nuestra sociedad, que ahora se considera una enfermedad muy grave conocida por muchos nombres diferentes: monofobia, autofobia, Isolofobia, entre otros. Continúe leyendo

Bondad

He estado escuchando a muchas personas quejándose de todo los que pasa en el mundo.

He sido testigo de cómo las personas organizan cada vez más protestas contra la injusticia, los malos gobiernos, el trato injusto contra las mujeres y los animales en todos lados, de cómo cada vez más organizaciones contra la violencia marchan por las principales avenidas de las grandes capitales del mundo.

La gente en todas partes está molesta por todo eso y muchas otras cosas más. Son como soldados sin entrenamiento listos para morir y matar a otros para detener la violencia y restablecer la paz.

Eso suena como una paradoja interesante, ¿no crees? Continúe leyendo

Tu poder

En un momento en que todos quieren competir con los demás, a veces encontramos personas que parecen tener todo lo que no tenemos, personas que saben todo lo que ignoramos y personas que pueden hacer todo lo que nosotros no podemos hacer.

Hay momentos en que nos sentimos inferiores, de repente te encuentras dentro de un grupo de personas con mayor experiencia, conocimiento y fuerza, es entonces cuando comienzas a subestimarte. Las comparaciones nunca son buenas, son totalmente innecesarias.

La mayoría de las veces es una buena idea el aprovechar esa situación y aprender todo lo que puedas de ellos. Esa es una gran manera de obtener experiencia y aumentar tu conocimiento.

En mi caso, me tomó un tiempo aprender y apreciar la oportunidad de estar en un equipo con los mejores. Incluso yo era la persona más joven y sin experiencia en ese grupo pero nunca me permití sentirme intimidado por los demás y, al final, puedo decir con certeza que ha sido una de las mejores lecciones en mi vida.

Y sí, aprendí una lección muy importante: “Ser tú, es tu verdadero poder”. Continúe leyendo

Retos

Estaba seguro de conocer ese tema de memoria.

Pensé que no tenía necesidad de revisar mis libros una vez más, pero cuando mi cerebro siguió luchando por encontrar las respuestas a esa pregunta, me di cuenta de que tenía que estudiar la lección una vez más.

Cuando era niño siempre odié los exámenes, especialmente las pruebas sorpresa.

Pero después de terminar la escuela, temí a las pruebas de la Vida.

Cuando una situación inesperada me obligaba a desempolvar mis conocimientos sin una planificación previa, me asustaba y muchas veces eso me llevó al fracaso. Continúe leyendo

Tu peor enemigo

Uno de los mayores enemigos que nos creamos nosotros solitos y que causa el daño más grande en nuestra propia vida es: el pensar demasiado.

Se necesitan horas a veces para tener una buena idea, meses para crear un buen plan previendo la mayoría de las dificultades, años para construir un imperio, pero sólo unos pocos segundos, para inventar muchas excusas de por qué las cosas pueden salir mal.

¿Alguna vez te han persuadido otras personas quienes en cuestión de minutos te dan cientos de razones por las cuales tus ideas no pueden funcionar “en el mundo real” y que sólo te estás dirigiendo a un gran fracaso?

¿Cuántas veces has hablado con personas “muy bien informadas” que te aseguran que tienen toda la experiencia y todos los conocimientos en el mundo necesarios para anticipar tu ruina?

Ese tipo de “expertos” son más abundantes en este mundo que cualquier otra cosa. Continúe leyendo

Lo que viene…

Recuerdo cuando solía ponerme muy nervioso cuando las cosas se ponían difíciles y no podía ver el final del túnel. Cuando los colores de la vida eran de la naturaleza más oscura y todo parecía estar condenado al fracaso. Me sentí perdido y aterrorizado.

Me llevó años de levantarme y caer de nuevo, de intentar y fracasar, de aprender y volver a aprender las mismas lecciones una y otra vez, para darme cuenta de que lo que viene a continuación podría no ser tan malo / terrible como parece al principio. Continúe leyendo

Tu dolor

Cuando miramos nuestro pasado, podemos ver muchos períodos cuando las cosas parecían imposibles de soportar. Fuertes situaciones en las que nuestra esperanza parecía haberse desvanecido, pero en el fondo de nuestro corazón, la esperanza era lo único que nos mantuvo con vida.

Una vez que superamos esas situaciones y observamos las cosas desde una perspectiva más relajada, podemos ver todas las “ventajas” de esos tiempos dolorosos.

Aprendes a diferenciar a los verdaderos amigos de aquellos que solo están allí fingiendo que están de tu lado, pero, en el momento en que saben que necesitas su ayuda, miran hacia otro lado y te dejan solo.

Por otro lado, es entonces, cuando las personas que nunca pensaste que te echarían una mano, muestran sus verdaderos colores y permanecen a tu lado hasta que estás de nuevo en pie. Continúe leyendo