Tu sonrisa

Yo lo miraba mientras estaba esperando que el semáforo cambiara para poder cruzar la calle. Era un hombre de mediana edad con ropa vieja y sucia que se vía muy molesto, la gente alrededor de él pasaban a su lado sin hacerle caso, o al menos tratando de fingir que no estaba allí pues decía en voz alta algo que no podía entender,  pero se veía cada vez más molesto a medida que más personas pasaban a su lado mirando a otro lado.

Yo no estaba seguro de cuál era su problema, pero se veía muy perturbado.

Los coches finalmente se detuvieron y pude cruzar esa amplia avenida. Al acercarme al otro lado tuve la oportunidad de ver que él permaneció en el otro lado, no cruzó la calle cuando los coches se detuvieron. Así que su molestia no era el no poder cruzar, él no tenía prisa como  el resto de las personas que lo rodeaban.

Cuando por fin llegué al otro lado, seguí mirándolo, tratando de adivinar por qué estaba tan molesto. De repente se dio cuenta de que lo observaba y agresivamente me miró de arriba a abajo. Cuando él me miró a los ojos, me limité a sonreír como respuesta.  Se quedó allí mirándome desconcertado, supongo que no mucha gente le sonreía durante el día, y de repente me dio la más maravillosa y brillante sonrisa. Él sonrió con toda su cara.

(Si quieres seguir leyendo el resto de éste artículo y otros afines, haz click en aqui)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>