No seas un mártir

Me quedé sorprendido al ver a un grupo de personas que llevan cubetas llenas de agua desde un pozo en la base de una montaña, hasta la cima de ésta. Cada cubeta pesaba más o menos como 30 kilogramos y todos ellos tenían que hacer varios viajes para llevar el agua a sus casas, ya que en esa comunidad rural no había un sistema de agua para tener agua corriente en todas las casas.

Me sorprendió también la habilidad con que las personas llevaban las cubetas sin derramar el agua, a pesar de la irregularidad del camino por el que tenían al transitar.

Un grupo de hombres jóvenes trataban de impresionar a las jóvenes que estaban ayudando en el trabajo, caminando muy rápido y diciendo en voz alta el número de viajes que habían hecho esa mañana desde el pozo hasta la cima y de regreso. La mayoría de ellos habían hecho 5 o 6 viajes.

 

(Si quieres seguir leyendo el resto de éste artículo y otros afines, haz click en aqui)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>