El éxito en los demás

Es tan fácil disfrutar de nuestro propio éxito, es obvio que se siente muy bien y es parte de nuestra vida. Cuando logramos algo nos sentimos fantástico y esa sensación nos ayuda a establecer metas aún más altas. Nos llena de entusiasmo y confianza en nosotros mismos y esos son grandes combustibles.

Es fácil sentirse inspirado y motivado por el éxito de nuestra familia e incluso, amigos cercanos. Cuando vemos a algún ser querido, alguien que ha estado luchando y que probablemente hemos sido testigos de este esfuerzo desde una distancia cercana, podemos sentir ese éxito como nuestro. Eso nos motiva y ayuda a tratar de lograr más nosotros mismos.

Pero ¿qué pasa con el éxito de extraños? ¿Te has sentido alguna vez motivado o simplemente feliz por el éxito de alguien que ni siquiera conoces?

 

A veces, cuando sabemos un poco sobre la historia de la persona, sobre todo si tuvieron que pasar por muchas dificultades para lograr algo, podríamos sentirnos emocionados o felices de que la persona lo haya logrado.

 

(Si quieres seguir leyendo el resto de éste artículo y otros afines, haz click  aqui)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *