¿Quién eres?

Por lo general, cuando alguien nos hace esa pregunta respondemos con nuestro nombre y, probablemente, nuestro puesto de trabajo o profesión.

Pero la verdadera pregunta sería, ¿quién has decidido ser?De hecho creo que ese es uno de los principales problemas: lo que hemos decidido ser. No es una cuestión de título. Realmente no importa si eres médico, abogado, arquitecto o cualquier otra profesión. Lo que realmente importa es lo que te respondes a tí mismo.

Bien podrías ser carpintero, plomero, enfermera o lo que quieras, pero, ¿puedes responder a esa pregunta con: Soy feliz, soy sano, soy próspero, etc.?

Hemos prestado mucha atención a qué tipo de ocupación tenemos, qué carrera estudiamos, donde buscamos trabajo o dónde vivimos, pero lo que realmente influye en nuestro verdadero éxito en la vida es quién creemos que somos.

Soy _________ (llena el espacio) es una frase muy importante. Lo que ponemos después de SOY es muy importante y por lo general no le damos importancia.

Esa palabra refleja lo que piensas o sientes sobre ti mismo. Y lo creas o no, define lo que el Universo proporciona a tu vida. Recuerda que la vida que estás viviendo ahora es un reflejo de lo que está dentro de tu mente.

Así que si quieres tener éxito, no digas “Quiero tener éxito”, ya que no harás otra cosa que reforzar tu creencia sobre el deseo de tener éxito y estás poniendo esa condición en un tiempo indefinido en el futuro. Pero si por el contrario, dices: “Yo soy exitoso” le estás dando a esa frase existencia aquí y ahora, y por lo tanto, haciéndola tu condición presente ante tu mente subconsciente y eso es lo que va a crear tu realidad.

Pero recuerda que tienes que decir esas palabras con frecuencia acompañadas por el sentimiento y las emociones de que ya has logrado ese éxito, salud, amor o lo que desees manifestar en tu vida. Las afirmaciones solas no sirven de nada.

A veces, cuando estamos empezando a hacer cambios en nuestra forma de pensar afirmando lo contrario de lo que estamos viviendo ahora, suena como auto-engaño. Nos sentimos como un fraude completo, dejamos de repetir la afirmación y terminamos volviendo a la vieja creencia.

Nuestro verdadero trabajo es convencer a nuestra mente subconsciente sobre la nueva realidad que queremos ver manifiesta en nuestra vida. Así que sigue repitiéndola hasta que tu ser interior lo acepte como su verdad.

Así que, ahora sí dime, ¿quién eres?

Si quieres seguir leyendo al respecto, Por favor sigue esta liga.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>