La evidencia

Es extraño lo buenos que somos para encontrar todas las razones por las cuales no vamos a ser capaces de lograr cierto objetivo, o por qué no somos lo suficientemente buenos para llegar a un cierto nivel de éxito, o incluso peor, por qué no merecemos ser felices, sanos, ricos, etc.

En parte, es la programación general que todos recibimos, la forma en que nos comparamos con las falsas imágenes que vemos en los demás y la falsa modestia perjudicial que nos conduce a una autoestima baja.

No estoy diciendo que debas “cantar tus propias victorias” alto y fuerte todo el tiempo, no, pero no deberías seguir humillándote frente a los demás para que puedan ver lo humilde que eres.

 

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQUI

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>