La respuesta (Nota personal para mi)

Él estaba hablando de manera tan convincente y se veía tan seguro, que las personas a su alrededor creían cada palabra que decía. Sus gestos, su tono de voz, sus argumentos eran tan fuertes y poderosos que nadie dudaba de su palabra.

Si él decía algo, tenía que ser la verdad absoluta, después de todo, él había viajado por el mundo, y había estudiado durante tantos años.

Su discurso fue contundente y muy animado, un poco ruidoso a veces, pero la multitud estaba en éxtasis y el entusiasmo se hizo sentir en todas partes en el lugar.

 

Así, que si todo el mundo estaba tan emocionado y maravillado de él, ¿por qué no me sentía de la misma manera? Probablemente he escuchado el mismo discurso demasiadas veces. Tal vez ya he superado esa filosofía y era demasiado “básica” para mí, o tal vez era tan avanzada que no he sido capaz de entenderla realmente. En cualquier caso, me estaba aburriendo de escuchar lo mismo de siempre.

 

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQUI

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>