Molestando

No pude contener la risa cuando vi la cara de una chica adolescente que estaba en una mesa justo delante de mí en un restaurante ayer.

Su madre estaba tratando de explicarle la manera correcta de usar el tenedor y el cuchillo (apuesto por enésima vez), pero la chica sólo giraba sus ojos hacia arriba con cara de impaciencia y miraba hacia todos lados avergonzada de que alguien notara que la estaban aleccionando en púbico.

Por supuesto que su madre no estaba preocupada acerca de los oyentes externos, pero para la chica era muy humillante. Y debo confesar que era un poco divertido para mí.

 

No porque me estaba divirtiendo con el sufrimiento de la niña, pero, porque estaba seguro de que su madre había intentado una y mil veces decirle cómo hacerlo bien en casa y la chica nunca puso atención, ahora ella estaba pagando por la falta de interés en el momento adecuado.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>