Déjalos venir

Yo no soy una persona muy sociable, es decir, no me gusta mucho estar en las grandes multitudes, o estar rodeado de mucha gente, así que normalmente evito ciertos eventos y fiestas.

La mayoría de las veces cuando estoy en una fiesta, en lugar de tratar de encontrar los aspectos positivos de estar aquí y disfrutar del momento, mi mente me dice que debería estar trabajando o haciendo algo más productivo y significativo.

Ya sé, ya sé, que no es una manera muy constructiva de manejar mi vida social (?). Pero soy una persona bastante privada y estar en un lugar donde tienes que gritar tres veces cada frase que digas para que los demás puedan oírte no es lo mío.

 

Sin embargo, hay algunos eventos, menos ruidosos y menos concurridos a los que asisto de vez en cuando y, he aprendido, que hay gente en nuestra vida que llegan un día y cambian la dirección de tu vida para siempre.

 

Puede ser una persona que dice algo o hace algo y de repente tu mente descubre una pista que buscó por mucho tiempo y tu perspectiva cambia, por lo tanto, tu vida cambia también.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>