Demasiado pequeño

“¿Qué caso tiene de cualquier manera? Todo el mundo vienen aquí para tirar su basura y yo me paso horas limpiando este lugar. He tratado de poner anuncios en todas partes y no puedo hacerles ver la importancia de mantener este lugar limpio y libre de suciedad y ratas.”

Eso es lo que un vecino solía repetir cada día hace unos años. Él limpiaba todos los días un lote de esquina abandonado cerca de su casa. La gente, por lo general, tiraba las bolsas con basura por la noche y él limpiaba cada mañana y ya estaba harto de ello.

Él pensó que sería una idea maravillosa si la gente comenzara a “adoptar” un pedacito de la ciudad para mantenerlo limpia, de esa manera toda la ciudad tendría espacios limpios en lugar de lotes abandonados incubando millones de microbios y bacterias peligrosas.

El problema era que nadie le escuchaba y sintió que sus esfuerzos eran en vano. No era más que una persona y sentía que no era lo suficientemente bueno para hacer algo al respecto. Así que siguió haciendo la única cosa que podía hacer en ese momento: mantener su pequeño rincón limpio tanto como pudo.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>