Crea

He mencionado muchas veces un viejo proverbio ruso que dice: “No hay mal que por bien no venga”. Y en pocas palabras significa que cada vez que algo “malo” nos pasa, es porque trae algo mejor detrás de él.

He aprendido que el recibir cada incidente negativo que llega a nuestra vida con una disposición positiva cambia mucho el resultado final de ese evento.

Cada vez que algo negativo le sucede a mi madre, por ejemplo, y la menciono como un ejemplo aquí porque es un ejemplo muy cercano y repetitivo de esto. Ella siempre dice: “No hay mal que por bien no venga” Y sí, después de un tiempo, ella siempre encuentra el bien después del “mala evento”. Ella suele decir algo como: “Me alegro de esto sucediera así, pues ahora las cosas son mejores porque…” Y entonces ella describe los cambios que luego resultaron en una mejor situación.

Una amiga cuando pierde algo, especialmente algo de valor para ella, en lugar de volverse loca y desesperadamente culpar al Universo por su perdida, por lo general dice: “Bueno, ya no tengo esto en mi vida, pero me es igual, porque algo mejor viene ahora hacia mí”. Y sí, algún tiempo después, ella me muestra la nueva adquisición que, de alguna extraña manera, siempre es mejor que la que tenía antes.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>