Replantea

Cuando algo malo nos sucede, por lo general, empezamos a quejarnos y nos sentimos traicionados por el destino o que nuestra mala suerte parece no tener fin.

Una amiga mía ha estado casada ocho veces, las personas se sorprenden al escuchar sobre su concepto del matrimonio.

La mayoría de sus conocidos se sorprendieron al saber que tenía la intención de casarse de nuevo.

Ella solía pensar en sí misma como un fracaso, porque sus matrimonios no duraron y en algún momento pensó que nunca iba a encontrar a la persona adecuada para compartir sus últimos años.

Tenía esa idea tan profundamente  en su inconsciente que sus matrimonios duraron sólo unos pocos años, o incluso, en dos ocasiones, meses. Era un verdadero fracaso a los ojos de todo el mundo y a sus propios ojos también.

Si quieres seguir leyendo éste artículo, compra por favor el ligro “Diálogos con mi ser interno Volumen III” Haz click aqui

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>