Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones.

Nuestra “memoria emocional” tiene una influencia muy grande en nuestros comportamientos y reacciones, así que la posibilidad de controlar esos sentimientos con el fin de hacer un buen trabajo de limpieza no es para los débiles de corazón.

He estado usando EFT (Técnicas de Liberación Emocional) durante muchos años y ha sido un método muy útil para hacer frente a estas situaciones. Pero por otro lado me he dado cuenta de que la mente llega a un momento en el que sólo se cansa de pasar a través de la misma montaña rusa emocional y de repente se detiene y deja de lado el apego por su cuenta. El problema es que este método podría tomar años para desencadenarse.

Si tan sólo pudieras utilizar 5-10 minutos para tener una charla contigo mismo y tratar de identificar lo que te está causando el mayor daño y “decidir” el dejar ir, por tu propio bien, esos elementos “negativos” que todavía están minando tu vida y tu salud.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>