Volviendo del pasado

 

Esa calle no se veía tan amplia como antes, no como la imagen en mi mente. Crecí en esa calle, pero ahora parecía más pequeña de alguna manera. ¿Las casas en esa calle se encogieron tal vez bajo la presión del tiempo y el espacio?

No había estado allí tal vez en 30 años más o menos. Los árboles eran, por supuesto, más altos que cuando yo vivía allí, pero de alguna manera, no se veían más altos que en mis recuerdos.

Pero las casas eran ahora más pequeñas, toda la calle no es tan ancha y la gente es toda diferente.

Miles de recuerdos cruzaron mi mente en cuestión de minutos y un sentimiento triste-dulce se clavaba en mi corazón, mientras me recordaba momentos felices que se fueron hace mucho. Mi tía abuela llevándome a la escuela de la mano, asegurándose de que llevaba mi almuerzo y un buen abrigo para mantenerme caliente, el olor de galletas con un poco de mantequilla untada sobre de ellas y con una pizca de azúcar para darles un sabor muy particular. Los sonidos de mis vecinos tocando y cantando villancicos en esa calle. Me sentía tan feliz viviendo esos momentos una vez más en mi mente.

Seguí caminando un poco más, cuando de repente, mi reflejo en una ventana me trajo de vuelta al tiempo presente. (Sí, era un poco como esa escena en la película “Pide al tiempo que vuelva”) Pero, ¿quién era ese hombre que me miraba desde esa ventana?

Yo no podía reconocerme en ese reflejo. ¿Era yo la misma persona? ¿Era el niño que vivió allí un ser diferente? Yo soy la misma persona y, sin embargo, no era ya el mismo.

Yo soy una persona diferente en este momento, las personas que vivían allí eran personas diferentes ahora. Sin embargo, durante un corto período de tiempo, yo fui de nuevo ese niño que disfrutaba de la vida sin preocupaciones. Y la sensación fue maravillosa.

Tuve mis problemas entonces, tuve mis momentos buenos y malos también. Pero yo soy una persona diferente ahora. El niño se había ido, pero siempre vivirá dentro de mi alma.

El hombre en ese reflejo comenzó poco a poco, a verse más familiar hasta que, fui capaz de reconocerme totalmente al igual que a mi presente coordinada en el tiempo, así que empecé mi caminata de vuelta a casa.

Estoy viviendo aquí ahora, tengo mis problemas y estoy pasando por buenos y malos momentos también. Disfruto de mi vida ahora y el estar consciente de mi existencia en este momento es un sentimiento maravilloso.

Voy evolucionando, voy ir a diferentes lugares y ver gente nueva, voy afrontar nuevos retos y aventuras y voy recordar la persona que soy ahora mismo y la vida como la vivo en este momento con alegría, gratitud y nostalgia. Seré la misma persona y, sin embargo no seré el mismo.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>