¿Respeto?

 

Estaba esperando a un amigo afuera del consultorio de un médico, la paciencia no es una de mis virtudes (pero estoy trabajando en ello) y estar sentado en una sala de espera es una tarea difícil para casi cualquier persona.

Pero tenía que esperar a que mi amigo saliera, así que empecé a buscar entre algunas revistas que estaban sobre una mesa, pero eran principalmente revistas de moda y realmente no estoy muy educado en modas (pero estoy trabajando en ello) pero éstas eran revistas viejas, así que no creí que pudiera aprender algo nuevo en ellas.

Todavía estaba tratando de encontrar algo para leer entre esas viejas revistas cuando de repente tres niños irrumpieron en la sala de espera gritando y corriendo como una manada de caballos salvajes perdidos y aterrizaron en la mesa justo en frente de mí. Ellos “nadaron” en las revistas y se llevaron varias en sus manos, incluida la que yo estaba hojeando y salieron de la habitación. Una de las enfermeras pidió a la madre de los niños que devolvieran las revistas, ya que pertenecían al hospital, pero la madre simplemente respondió: “No, mis hijos las quieren así que se las llevarán”. La enfermera intentó una vez más explicarle a la madre que esas revistas eran propiedad del hospital y que no podían llevárselas. Pero la Señora simplemente ignoró a la enfermera y apresuradamente respondió que no podía decirles que no a nada y se fue.

La enfermera se quedó con la boca abierta y acabó por regresar a su escritorio murmurando no sé qué cosas. Me quedé muy sorprendido con la actitud de esa señora al igual que todos  los que habíamos sido testigos de ese evento.

Todo sucedió tan rápido que nadie pudo hacer o decir nada en ese momento.

Una señora que estaban sentada junto a mi sólo dijo con enojo: “Si esos fueran mis hijos yo ciertamente les enseñaría buenos modales” Y las otras personas en la sala estuvieron de acuerdo con ella y empezaron a hablar de cómo habrían regañado a esos pequeños bribones.

En ese momento mi amigo salió y yo sólo le dije que se había perdido toda la acción y le platiqué lo que había pasado.

Me dijo que sus padres habían sido así con él, nunca le enseñaron a respetar a nadie, debido a su posición social privilegiada y que lo habían hecho un verdadero e  insoportable “imbécil” (sus propias palabras).

Entonces él me platicó de una vez que había terminado en la cárcel por haber convencido a su novia de robar algunos aparatos electrónicos de la casa del vecino. Él sabía que era algo muy malo, pero sentía que era una buena manera de mostrar a sus padres que él realmente no tenía respeto por nadie, especialmente ellos.

Sabía que su padre usaría su poder económico para sacarlo de la cárcel y así lo hizo. Su novia se quedó en la cárcel por un tiempo más y luego él se olvidó de ese incidente.

Yo lo miraba en silencio. Luego dijo que siempre había deseado que su padre hubiera sido más estricto con él y le hubiera demostrado más amor y atención  por supuesto, pero después de tener una vida desordenada, había terminado por enseñarse solo la importancia del respeto por sí mismo y por los demás.

“Si algún día tengo mis propios hijos lo primero que voy a enseñarles es lo mucho que los amo y a respetarse a sí mismos y al resto del mundo, no voy a dejar que ellos pasen por las mismas cosas que yo viví.” dijo con una mirada seria.

Me sentí muy afortunado de haber sido educado en la vieja escuela y de tener una madre que me enseñó a respetar a todo el mundo todo el tiempo. Y gracias a ello, he sido capaz de saber cómo comportarme en cualquier situación y lugar, desde una vieja cabaña de las más pobres hasta en un palacio real.

Y de ser respetuosos de cualquier ser vivo en el universo. Y sí, todavía estoy trabajando en ello.

 

¿Pero tú crees que estamos perdiendo esos valores hoy en día?

Respect?

 

I was waiting for a friend outside of a doctor’s office, patience is not one of my virtues (but working on it) and sitting in a waiting room is a difficult task for almost anyone.

But I had to wait for my friend to come out so I began to browse some old magazines that were spread on the table, mainly fashion magazines and I am really not very educated on fashion (working on it) but these were old magazines so I didn’t think I could learn something new in them.

I was still trying to find something to read among those old magazines when suddenly three children screaming and running like a herd of wild lost horses irrupted into the waiting room and landed on the table right in front of me.  They “swam” on the magazines and took several of them in their hands, included the one I had in my hand, and left the room.  One of the nurses ask their mother to return the magazines, since they belonged to the hospital and the mother just answered: “Nah, my children want them, so they will take them with them”. The nurse tried once more to explain their mother that those magazines were property of the hospital and couldn’t be taken away. But the Lady just ignored the nurse and hurriedly answered that she couldn’t say no to them and left.

The nurse stood there with her mouth wide open and just returned to the front desk mumbling things. I was shocked with the attitude of that lady and I realised so were everybody who had witnessed that.

Everything happened so fast nobody could do or say anything in that moment.

A Lady who were sitting beside me just said angrily: “If those were my children I would certainly teach them some manners” And the other people in the sitting room, agreed with the lady and began to talk about how they would have scolded those little rascals.

Then at that moment my friend came out and I just told him he had miss all the action, then I explained what had just happened.

He told me that his parents had been that way with him, they never taught him to respect anyone, due to their privileged social position and that had made him a real unbearable “jerk” (his own words).

Then he told me about one time he had ended up in jail because he had convinced his girlfriend to steal some electronic devices from a neighbour´s house. He know it was something very bad but he felt it was a good way to show his parents that he really had no respect for anybody, specially them.

He knew his father would use his economic power to get him out of jail and so he did. His girlfriend remained in jail for a while too and then he forgot about that incident.

I just looked at him in silence. Then he said he had always wished his parent would be stricter with him, show him more love and attention and of course, after having a messy life, he had ended up teaching himself the importance of respect for himself and others.

“If someday I have children of my own the first thing I´ll teach them is how much I love them and to respect themselves and the rest of the world, I won’t let them go through the same things I did.” He said with a serious look in his eyes.

I felt so lucky to have been educated in the old school and to have a mother who taught me to respect everyone all the time. And I have been able to know how to behave myself in any situation and place, from the poorest cottage to a royal palace.

And be respectful of any sentient being in the universe. And yes, I am still working on it.

But are we losing those values nowadays?

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>