El arte de la curación

 

“El deseo de curación ha sido siempre la mitad de la salud.” – Séneca

 

Hoy en día la palabra “curación” ha tomado diferentes significados, se puede hacer referencia a la curación física, moral, mental o alivio espiritual.

La industria farmacéutica nos ha estado presentando una imagen de la curación física como algo que se obtendrá sólo por el consumo de medicamentos químicos. Las religiones nos han dado la imagen de que la curación espiritual y moral (“salvación”) se obtiene por asistir a un lugar para adorar a la divinidad y seguir ciertas reglas implementadas por los seres humanos, etc.

Parece que todos tenemos nuestro propio concepto de curación, pero ¿has notado que hay personas que al parecer están en busca de ésta, pero que la están evitando al mismo tiempo?

Nuestro cuerpo es una verdadera maravilla, tiene cualidades de auto-sanación que están trabajando 24/7, nos han dado todo lo que necesitamos en la naturaleza para sanarnos a nosotros mismos, nuestros antepasados tenían una gran noción del poder curativo de la naturaleza.  Probablemente incluso te sabes algunas “recetas” de tus abuelos que te ayudaron cuando eras niño y que todavía utilizas de vez en cuando.

Por supuesto en ese entonces no había muchas enfermedades que han sido ahora “creadas” por nuestra forma de vida moderna y la adición de miles de productos químicos en la comida y el ambiente. Pero eso es un tema diferente.

Como decía antes de mi despotricada, ¿has notado que hay gente que realmente no quiere ser sanada?

De una manera inconsciente han descubierto que su “enfermedad” les da algunos beneficios tales como: atención, compasión,  lástima, ayuda económica, simpatía y la lista sigue y sigue.

No estoy diciendo que este sea tu caso, por supuesto, hay enfermedades reales que se suscitan por muchos factores diferentes y reales, pero ¿has analizado si tu enfermedad, problema, situación, etc., ¿no es una manera de evitar ciertos cambios en tu vida?

Como dije antes, no estoy atacando a nadie por esto. Yo sólo estoy señalando una posibilidad que podría estar causando (inconscientemente a veces) y que podría ser gestionado por prestar atención a ella y la corrección de su perspectiva y / o actitud hacia ella.

Una vez conocí a un hombre que se quejaba por no ser capaz de conseguir un trabajo y tener que pedir dinero para poder sobrevivir. Cuando por fin encontró una persona que le ofreció un buen trabajo, me dijo que prefería seguir pidiendo dinero fuera de la estación de metro, de esa manera no tendría que levantarse temprano cada mañana y arreglarse.

No estoy juzgando a nadie, sólo estoy tratando de poner un poco de luz sobre ciertos aspectos de nuestra mente subconsciente y trato de encontrar algunas respuestas a ciertos problemas recurrentes en mi vida en un intento de encontrar sus raíces reales y deshacerme de ellos.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>