Tu viaje

No, me di por vencido hace mucho tiempo. Las típicas miradas y sonrisas de: “Sí, claro”, los ojos en blanco y los cambios bruscos de tema en la conversación fueron simplemente demasiado para mí.

Así que sí, me doy por vencido de tratar de hacer que los demás me entiendan.

No me gusta ver deportes en la televisión, pero si eres un hombre, ¿Has intentado decirle a otros hombres que no te gusta? Te miran como si acabaras de llegar de un lejano planeta de una recién descubierta galaxia.

“No, gracias No tomo bebidas alcohólicas”

“Naaaah, jajaja, ¿en serio? respondieron. “Sí, de verdad”, fue mi cortés respuesta con una pequeña sonrisa en mis labios.

Después de voltear a ver a las otras personas presentes con incredulidad: “¡Ok, no hay problema! ¡Tómate una cerveza!”

“Pero te acabo de decir que no bebo bebidas alcohólicas”, le contesté un poco molesto.

“¡Pero compañero, esto es sólo una cerveza, no tiene alcohol!” Él contestó con ojos muy grandes

“Siento mucho ser yo el que te diga esto, pero, sí, un 6%” Fue mi lacónica respuesta.

Miró la botella con una mirada de sorpresa en sus ya grandes ojos y volvió con sus otros amigos para ver un partido de rugby en la televisión. Todos se olvidaron de mi existencia unos segundos después.

¡Estaba tan contento! Así tuve la oportunidad de salirme de ahí y continuar mi paseo del día, pero me preguntaba ¿por qué había pasado tanto tiempo tratando de hacer que el mundo entendiera mi manera de pensar, de ser, de existir?

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>