Mal

Siempre nos quejamos de las cosas malas que nos suceden en nuestra vida cotidiana.

A veces sentimos que las peores cosas pasan en el peor momento, por lo que nuestra mente comienza a orbitar en torno a nuestros problemas, dejando el resto de nuestra vida fuera de perspectiva. A continuación, el resto del mundo desaparece y nuestra atención se centra en esas “situaciones terribles”.

Todos hemos estado allí y cuando por fin echamos un vistazo a nuestro alrededor, por fin vemos que hay problemas mucho más grandes en la vida de otros, que los que consideramos como nuestra perdición.

No estoy diciendo que debamos ponernos felices porque otras personas tienen problemas más grandes que los nuestros, sólo estoy diciendo que debes observar afuera de tu pequeño agujero por un momento y utilizar el resto del mundo como referencia con el fin de obtener una mejor perspectiva de tu propia situación.

Como ya has experimentado en tu vida muchas veces, todos los problemas que has enfrentado, finalmente se han resuelto.

Algunos problemas parecían tan intimidantes y abrumadores en ese momento, que no podías ver una solución posible y, sin embargo, se resolvieron al final. Y como un gran bono extra, aprendiste una gran lección al resolverlos.

De hecho, ¿has notado cómo muchas veces los “malos acontecimientos” trajeron un gran cambio en tu vida? Sí, la mayoría de las veces las cosas malas resultaron ser esas famosas “bendiciones disfrazadas”. Sé que estás pensando ahora que eso no ha sido siempre el caso, pero créeme, incluso las peores situaciones tienen sus “bienes” ocultos en ellas, todo es una cuestión de perspectiva y de voluntad de buscarlos.

Sé que esto puede sonarte brusco, pero después de que el calor del problema se ha ido y con una mente más fresca y más tranquila, esas “bendiciones” son más fáciles de detectar.

De la misma manera, esas caídas que sufriste, mientras aprendías a patinar, a andar en bicicleta o simplemente al dar tus primeros pasos cuando eras un bebé, te ayudaron a que tu cerebro coordinara tus movimientos de una mejor manera con el fin de evitar que te cayeras de nuevo.

Bueno, tu mente te está ahora ayudando a aprender, el cómo evitar que caigas de nuevo en esas mismas situaciones que crearon esas cosas que ahora te están molestando tanto.

Entonces:

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>