Mal día

Hay días en los que te gustaría quedarte en la cama todo el día sin saber del mundo exterior. Esos días en los que quisieras dormir todo el tiempo para no tener que hacer frente a un montón de problemas, personas y situaciones que te hacen sentir abrumado y harto de todo.

Muchas veces nos sentimos como si no pudiéramos seguir adelante, sentimos que estamos llevando todo el mundo sobre nuestros hombros y, cuando las cosas se complican aún más, encontrar nuevas respuestas y soluciones es una tarea casi imposible, o al menos así nos lo parece.

Recuerdo momentos en los que sentí que había llegado al final de la jornada, las cosas parecían imposibles de resolver y mi mente estaba tan “tapada” que no podía ver el final del túnel.

¿Y sabes qué? Siempre aparecerán días así. Así que he descubierto que la mejor manera de hacer frente a un día como ese, es ponerte de pie delante de un espejo y decirte a ti mismo: “Mira, ya has estado aquí antes, muchas veces te has sentido que estabas en una situación sin solución y todavía estás aquí ahora. Esta vez no será la excepción. Tú eres ahora más fuerte y más sabio que la última vez, así que esta vez vas a estar perfectamente bien, una vez más”.

Una vez que recuerdas que saliste triunfante en el pasado, muchas veces en situaciones incluso peores que la actual, tu mente subconsciente recordará que ya tienes dentro de ti mismo lo que necesitas para superar cualquier obstáculo que se aparezca frente a ti.

Recuerda, estos obstáculos aparentes no son más que lecciones, con sus soluciones ocultas bajo su aspecto feroz.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>