Tus obras

Yo solía pensar que los trofeos, medallas, premios y reconocimientos eran una señal de éxito. Y tal vez en la mayoría de los casos esto sea así, pero me sorprendió enterarme de lo fácil que es hoy en día el comprar o conseguirlos cuando tienes suficiente dinero en la billetera o conoces a la gente “correcta”.

Normalmente no acepto esas cosas porque siento que no me lo he realmente ganado aún. Sé de muchas personas con años de experiencia, trabajo duro, perseverancia y sobre todo, grandes resultados para mostrar y, la mayoría de las veces, son ignoradas.

Pero de repente ves gente llena de diplomas, medallas, trofeos y otros honores sin tener ninguna “causa” aparente  para merecer tal distinción.

Por supuesto, no podemos “investigar” a todos los “ganadores” de estos honores, pero estoy hablando esta vez sobre tres amistades cercanas que están construyendo castillos de arena a través de “la obtención de” esos “premios” de maneras muy oscuras y desconocidas.

Traigo esto a la luz hoy, porque a una de ellas se le pidió públicamente la devolución de uno de estos premios y me sentí mal por ella, pero, la verdad es que nunca “ganó” el premio, lo consiguió a través de amistades dentro del comité.

No voy a ir más allá, porque no me gusta señalar con el dedo a nadie, no tengo ni el derecho ni la autoridad para hacer tal cosa. Pero me gustaría decirte a través de este artículo, que una vez que haces las cosas para “impresionar” a otros o para crear una “imagen” ante los demás, con el fin de ser “admirado” u obtener beneficios económicos a través de una mentira, pierdes todo. Por favor reconsidéralo.

Si haces algo, hazlo porque amas hacerlo, haz tu mejor esfuerzo para servir a los demás, disfruta de cada minuto, hazlo por ti mismo, entonces te desempeñarás como un maestro, el tiempo va a volar, tu trabajo será un placer y serás de los mejores en tu especialidad.

Pero no lo hagas sólo por el dinero, la fama o el reconocimiento. Hazlo porque llena tu alma de gozo, hazlo porque estás haciendo una diferencia en este planeta, hazlo, porque lo que haces con amor, va a cambiar la vida de los demás a través de tu ejemplo.

Si estás haciendo lo que amas y tu corazón es feliz, todo lo demás será un bono extra. Entonces dinero, reconocimiento, aplausos podrán venir más tarde, pero si no aparecen, no importa, porque lo más importante es que fuiste feliz y lo creas o no, eso se nota. Esto es más evidente que una habitación llena de trofeos, medallas, diplomas y fotografías con los “ricos y famosos”. Tu trabajo, tus resultados, tu legado, hablarán por ti y la gente sabrá que hiciste una diferencia real en el mundo.

Si quieres seguir leyendo este artículo y otros más, da click aquí.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>