NO

Sólo dos letras, una palabra. Simple, pequeña y tan aterradora para muchos.

Evitar el uso de esta pequeña palabra ha traído más problemas, malentendidos, tristeza y lamentaciones de lo que te imaginas.

¿Tal vez nos sentimos culpables cuando la decimos? ¿Tal vez sentimos que estamos siendo groseros con la otra persona? ¿Tal vez nos sentimos obligados a evitarla? ¿Quién sabe?, pero a pesar de su tamaño y simplicidad, es una de las palabras más difíciles de decir para muchas personas en todo el mundo.

¿Quizás fuimos educados para ver esa pequeña palabra como “dura”? ¿Tenemos miedo de ofender a la otra parte? ¿Decepcionarlos?

¿Pero qué sucede con nosotros cuando decimos que sí y nuestra voz interior grita desesperadamente: “¡Por favor, di que NO”?

Inmediatamente nos sentimos abrumados,  frustrados, resentidos y enojados con nosotros mismos. Pero, es demasiado tarde, ya hemos aceptado… ¿o no?

Cuando dices que sí, cuando querías decir no, no estás realmente siendo amable con la otra persona, la mayoría de las veces, no vas a cumplir tu promesa o hacer lo que acabas de aceptar de la manera correcta. ¿Por qué no? Porque tu yo interior te está diciendo que no lo hagas, el resultado final será hacerlo de una manera pésima, a toda prisa y con el sentimiento que nos hemos fallado una vez más.

Sí, ya he estado allí, tú ya has estado allí, todos hemos estado allí por lo menos una vez en nuestras vidas y sabemos lo que se siente. ¿Entonces por qué NO hacemos algo al respecto?

¿Así que no quieres sonar demasiado grosero con sólo decir NO? Muy bien, entiendo, entonces prueba utilizar una forma más “amable” para decir no, por ejemplo:

• Me encantaría, pero desafortunadamente no dispongo del tiempo en este momento.

• No quiero decir que sí y luego quedarte mal…

• No es posible en este momento, tal vez en otra ocasión.

• No esta vez, tal vez el próximo año.

• Mi agenda está llena ahora mismo, etc.

Hay varias maneras de decir no sin sonar demasiado “desconsiderado”. Incluso el decir: “Lo siento mucho pero no puedo decir que sí esta vez” podría funcionar.

Eso depende de tu personalidad y la forma en que interactúes con la gente que conoces, así que te voy a  dejar encontrar la mejor manera para que lo hagas.

Pero por favor, trata de recordar ahora esos momentos en los que dijiste que sí, queriendo decir que no, y lo mal que te sentiste después. Lo decepcionado que te sentiste de ti mismo, lo estresante que fue y cómo las otras personas ni siquiera te agradecieron por hacer el esfuerzo de cumplir con sus deseos.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>