Déjalos ir

Una de las cosas más difíciles en la vida es, cuando alguien a quien amamos, nos deja de forma permanente. Cuando un ser querido deja este plano físico o simplemente sigue un camino diferente, es difícil para nosotros admitirlo.

A veces hasta nos enojamos con Dios, con el Universo o simplemente con el destino, pero siempre es muy difícil de aceptar y comprender la partida.

Yo estaba hablando con un grupo de estudiantes acerca de la muerte de un famoso cantante que murió por un disparo por accidente, (Fue confundido por un sicario).

Era un ser humano excepcional y su muerte causó un gran dolor en varios países.

Todo el mundo estaba muy molesto por su muerte y se podía oír la gente hablando de lo injusta que ésta había sido. “No merecía morir así”, fue la opinión colectiva.

Después de algunas semanas después de su asesinato, tuve la oportunidad de hablar con su viuda y ella me dijo que la verdad era que esa había sido el tipo de muerte que él había querido. Él comenzaba a perder la vista, pasaba la mayor parte de su tiempo con el dolor insoportable y se le estaba haciendo muy difícil el poder valerse por sí mismo. Eso le causó frustración y una fuerte agonía emocional.

Cuando ese verdugo lo confundió con otra persona y apretó el gatillo, nunca pensó que, en realidad, estaba liberando a alguien de un gran sufrimiento y que lo libró de haber vivido una vida más dolorosa.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>