Conocimiento

Cuando observo las cosas que he vivido hasta ahora, me doy cuenta de que la mayor parte de mi experiencia, esas cosas que considero como conocimiento valioso, son principalmente el resultado de eventos dolorosos.

Soy capaz de caminar debido a que muchas veces, me caí al intentar dar mis primeros pasos cuando yo era pequeño, sí, me dolió, me levanté de nuevo y seguí tratando de imitar a las personas a mi alrededor que eran capaces de caminar sin ningún problema .

Fue doloroso cada vez que me caí, pero eso no me impidió levantarme de nuevo y probar una vez más. Y ahora gracias a eso, puedo caminar por horas y disfrutarlo mucho.

En mi infancia, los métodos de enseñanza no eran tan “abiertos” como en la actualidad, mis maestros fueron muy estrictos y aprender a leer era una tarea engorrosa. Tener que estudiar durante horas para aprender a reconocer y escribir cada letra, era de alguna manera doloroso debido a los métodos utilizados para enseñarnos. Pero ahora todo eso valió la pena. La lectura y la escritura son unos de mis grandes placeres en este momento y, estoy cada día más que agradecido por este maravilloso regalo.

Aprender a usar un cerillo y más tarde un encendedor,  conllevó algo de dolor también, pero gracias a ese dolor respeto el fuego ahora, ya que he sentido sus efectos en mi piel. Y hoy en día, soy capaz de cocinar y de prender hermosas velas e incienso para que mi entorno sea más armonioso.

Por supuesto que no todos mis conocimientos involucraron dolor, pero he aprendido que cuando el dolor aparece en mi vida, hay una lección oculta y en lugar de centrar mi atención por completo en él, una parte de mi mente sigue buscando la lección con el fin de identificarla y encontrar su oro.

La vida ha sido muy generosa conmigo y he aprendido a tomar lecciones de las experiencias de otros también. Y yo prefiero tratar de aprender de una tercera persona, a tener que pasar por todos los problemas que alguien más esté viviendo ahora. Esto no siempre es posible, pero siempre hago mi mejor esfuerzo para lograrlo.

Aprender de los errores de los demás, siempre que puedas, te ahorrará dolor, tiempo y trabajo extra.

La construcción de una casa y otras muchas cosas, necesitan una gran cantidad de material y esfuerzo, trabajo duro y dolor también, pero el resultado final es, que vale la pena todo lo que tenemos que experimentar para ver cómo se materializan en nuestra realidad.

Así que no tengas miedo de encontrarte con el dolor de vez en cuando en tu camino, es el precio que tenemos que pagar a veces y, cuando se ha ido y curado, lo llamamos sabiduría.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>