Tu silencio

Hoy en día, las palabras vacías están de moda. Todo el mundo tiene que decir algo todo el tiempo.

Incluso cuando no saben qué decir, aunque no tengan idea de lo que están hablando.

Si una persona está hablando de algo que le pasó el día anterior, otra gente por lo general, tendrá una anécdota “más interesante”, “más escalofriante”, “más fabulosa” etc., para agregar.

Si alguien tiene algún tipo de enfermedad o está pasando por un momento difícil, siempre habrá esa persona que está pasando por algo mucho más terrible que los demás. Como si menospreciar los problemas y dilemas de los otros fuera algún tipo de concurso.

Cuando alguien muere y alguien está tratando de lidiar con el dolor, siempre hay gente que sólo repite frases ya hechas y sin sentido, como si decir algo cambiara el dolor y la pérdida de los que lo están pasando.

No me malinterpretes, no estoy diciendo que decir cosas agradables a los demás sea malo. Lo que estoy tratando de decir aquí es que estamos tan condicionados a decir algo a cada momento, que pasamos por alto la influencia de una de las herramientas más poderosas de la comunicación humana: el silencio.

El poder de estar allí en silencio, pero presente para otra persona, cuando está en problemas, es uno de los regalos más grandes que les puedes dar.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>