Repitiendo

¿Por qué estaba tan asustado de montar en bicicleta ese día? Desde niño había disfrutado el andar en bicicleta y a pesar de que ya habían pasado muchos años, el recuerdo de aquellos días alegres de andar en bici en los parques de mi niñez, estaba todavía fresco en mi mente.

Así que ¿cómo es que de repente sentí tanto miedo de subirme a esa bicicleta?

Después de todo, mi tío Richard simplemente quería que viera las hermosas vistas del este de Inglaterra ¿Qué podría salir mal?

Sólo la vista de esa bicicleta me hizo temblar. Sentí un enorme miedo en mi plexo solar que me impidió aceptar la invitación de mi tío.

Me tomó un tiempo detectar de dónde venía ese miedo.

Yo creía que todos mis recuerdos relacionados con las bicicletas eran buenos, pero después de un examen detallado de mis evocaciones más profundas, fui capaz de recordar la última vez que me subí a una bicicleta de niño. Sí, eso fue hace mucho, mucho tiempo.

Podía recordar que perdí el control de la bici y me caí lastimándome gravemente, debido al accidente mi bicicleta se dañó y no sirvió más. Después de eso me mudé a una nueva casa y cambié las bicicletas por patines. Y ese fue el final de mi carrera en ciclismo.

Pero de alguna manera, mi cerebro guardó esa sensación de dolor y miedo del accidente y la almacenó en una sección de mis recuerdos que no es consultada con mucha frecuencia, por lo que mi mente consciente no lo tenía muy presente y, estaba aparentemente olvidada.

Sin embargo, muchos años después, cuando fui expuesto a la posibilidad de volver a montar una bicicleta, mi mente decidió alertarme con esa experiencia guardada en mi subconsciente, en la carpeta de “peligros a evitar.”

 

Así que no estaba siendo paranoico por nada. Mi mente me estaba advirtiendo que mi pasado con las bicicletas no era muy bueno y que debería evitar repetir esa experiencia esta vez.

Afortunadamente, fui irresponsable y al final acepté la invitación de mi tío, y me alegra mucho poder decirte que disfruté de este paseo con todos mis sentidos. ¡Devon es precioso y el clima de ese día estuvo increíble! Así que no me arrepiento de haber hecho caso omiso de esa advertencia, en esa ocasión.

Ahora tengo un nuevo “archivo” para las experiencias de bicicleta almacenado en mi mente subconsciente. Y es uno precioso.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>