El momento perfecto

Me alegro de no ser el encargado del tiempo en este universo.

Es bien sabido que el tratar de complacer a todo el mundo, es la forma más fácil de terminar como un habitante permanente en el manicomio.

¿Puedes imaginarte escuchando a cada persona en el planeta que te solicitara acelerar, frenar, volver hacia atrás o detener el tiempo a cada segundo?

A veces deseas que tu día pase muy despacio (como algunos domingos) o estás ansioso de que una fecha llegue pronto o, por el contrario, temes que un día en particular llegue, por lo que desearías ser capaz de ralentizar el paso del tiempo o, en ciertas ocasiones, detenerlo completamente.

Esto vino a mi mente porque oí a una niña en la calle diciéndole a su madre que estaba ansiosa de que llegara el lunes, porque iban a tener una fiesta en su escuela y ella estaba muy emocionada por ello. Sólo unos segundos más tarde oí a un hombre decirle a otra persona que estaba deprimido porque el lunes comenzaría una semana muy difícil en el trabajo. Dos opiniones y sentimientos totalmente opuestos sobre lo mismo. Estoy seguro de que tú también tienes sentimientos y pensamientos divididos acerca de los lunes.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>