Atorado

Tomado de mi libro: Diálogos con mi ser interno. Vol. III


¿Por qué estoy tan atorado?
¡No puedo entenderlo! He leído todos los libros, todos los artículos, cada blog, hago mis visualizaciones todos los días, cuido lo que como, tengo limpia mi casa y mi cuerpo, he seguido tus consejos y los de todos los demás y yo todavía no entiendo por qué no puedo manifestar lo que quiero.
¿Qué estoy haciendo mal? ¿Por qué sigo tan atorado?
Yo trataba de explicarle a mí amigo que no estaba haciendo nada mal, sólo estaba abrumado con tanta información y el problema no era lo que estaba haciendo o dejando de hacer.

El problema era que él estaba obsesionado con manifestar en su vida todo lo que quería y, al mismo tiempo, quería también ser considerado como un maestro en Ley de Atracción. No podía entender que esa era una motivación equivocada.
-¡Pero no hay expertos! Todos estamos aprendiendo, es por eso que seguimos en este nivel del espacio-tiempo.

¡No dejes que tu ego impida tu progreso!
-¿Cómo te atreves a decirme algo así?
-¡Porque he estado en la misma situación! Yo sé lo que es eso y todavía estoy aprendiendo también. Por eso.

Eso sí, ¡no dejes que se convierta en una obsesión! Cada uno tiene su propio ritmo. Sólo déjate fluir a tu propio ritmo, pero no hagas de esto una competencia.
La razón principal por la que no manifestamos lo que queremos es que no nos hemos aceptado a nosotros mismos tal como somos AHORA. Esa es una de las principales razones.

Recuerda: Somos creadores y no competidores.

Mientras no te aceptes como eres ahora, te ames como eres en este momento y decidas ser feliz AHORA. Nada va a cambiar, no importa cuántos cursos, libros, vídeos, audios, conferencias y visualizaciones hagas. Acéptate en este mismo instante y después de la aceptación, sigue creciendo.

Mientras seguimos posponiendo nuestra felicidad hasta llegar a cierto nivel de “iluminación”, nunca seremos felices, porque nunca vamos a llegar a ese nivel, ya que siempre estámos creciendo, evolucionando y alcanzando nuevas alturas.

Si nos sentimos presionados por nuestra impaciencia, perdemos nuestro equilibrio. La impaciencia es uno de los mayores problemas que tenemos que enfrentar en estos tiempos modernos.

Estamos acostumbrados a recibir todo de inmediato, la comida rápida, conexión a Internet de alta velocidad, trenes de alta velocidad, curaciones instantáneas. Incluso estamos tratando de acelerar a la madre naturaleza, alterar su ritmo y obligarla a producir alimentos más rápido.

Cuando observamos a la naturaleza cuidadosamente, entendemos que todo tiene un tiempo de gestación. Cuando tratamos de alterar el ciclo natural de las cosas van mal.

¿Y si decidimos encontrar nuestro propio ritmo? ¿Qué pasa si decidimos hacer lo mejor posible y dejar de presionarnos hasta el límite?

¿Y si probamos a ver si conseguimos mejores resultados?

La autocrítica, la impaciencia y la auto-intolerancia son las causas más comunes que se interponen en nuestro camino a la realización.

Recuerda que el estrés es causado principalmente por la presión externa. Pero los factores externos son aceptados por nosotros. Es nuestra decisión el darles el poder para provocar en nuestras mentes y almas un gran daño. Las causas externas se aceptan internamente y por eso tienen ese poder sobre nosotros. Esa es la única razón.

¿Y si aceptamos lo que somos en este momento? ¿Y si aceptamos en donde nos encontramos en este momento? ¿Y si aceptamos lo vulnerables que somos en este momento? ¿Y qué si practicamos un poco de compasión por nosotros mismos en este momento?

Los cambios podrían ser increíbles y nos daríamos cuenta que una vez que nos conocemos  y conocemos nuestro propio ritmo y tiempo, las cosas no se verían tan lentas, nos sentiremos más a gusto con nuestra vida y veríamos en realidad, que  la manifestación sería más rápida y más segura, pues habremos eliminado la resistencia.

¿Y si lo intentas ahora?

Tomado de mi libro: Diálogos con mi ser interno. Vol. III

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>