Lo bueno, lo malo y la lección…

 

 Tomado de mi libro: Respuestas II

Cuando he experimentado algo difícil o “malo” en mi vida, por lo general lo quitaba de mi mente por un tiempo y justo después de que el dolor se había ido lo traía de vuelta a mi atención.

Tuve esta tendencia a apartar la mirada de las lecciones duras o malas en mi vida, ya que consideraba que si sacaba de mi mete todas las cosas “malas” en mi vida,  no me afectarían más, así iban a desaparecer y se irían para siempre.

Pero hoy en día tengo un enfoque diferente para los eventos “malos y feos” en mi vida. He aprendido a apreciarlos y ponerlos en un lugar especial en mis recuerdos, porque si yo no los hubiera experimentarlo, yo no estaría aquí ahora, yo no sería quien soy y yo no sería capaz de compartir las lecciones y bendiciones que han traído a mi vida.

No estoy diciendo que ahora sea yo un masoquista que disfruta el sufrimiento y tener experiencias difíciles. No, para nada. Lo que estoy diciendo es que las cosas difíciles que estoy experimentando ahora ya no se me tiran al suelo y me mantienen allí todo el tiempo.

Estoy haciendo mi mejor esfuerzo para entender que todo es un proceso en esta vida y que tenemos que abrir nuestros ojos para observar y comprender lo que el Universo tiene para nosotros en cada cosa que llega a nuestra vida todos los días. Etiquétalo de bueno o malo, como quieras, sólo no te pierdas la lección que tienen adentro.

Es algo difícil, por favor, no creas que esto es para todo el mundo, se necesita mucha fuerza para aprenderlo y aplicarlo a tu propia vida. Pero una vez que tienes ese concepto profundo en tu mente, las cosas toman un nuevo aspecto y tu actitud y reacción a esos sucesos harán la diferencia.

Basta con comparar la manera en que reaccionas a ciertos eventos ahora, trata de recordar cómo reaccionabas a una situación similar hace unos años. Esos tiempos difíciles te han enseñado algunas cosas, ¿no?

Sólo piensa que si en tu vida hubieran habido sólo cosas buenas, no habrías crecido ni aprendido a apreciar todo lo que tienes.

Cada incidente tiene una razón y estamos aprendiendo de todo. Cada evento tiene su lección y cada día estoy más convencido de que todo pasa por nuestro propio bien. Incluso si nunca llegas a entender por qué las cosas sucedieron como sucedieron.

Así que observa todo en tu vida en este momento y trata de encontrar la lección en ello.

Se agradecido por lo bueno, lo malo y la lección en cada aspecto de tu vida ahora mismo.

 Tomado de mi libro: Respuestas II

2 comentarios en “Lo bueno, lo malo y la lección…

  1. Es muy cierto, por mi parte he vivido la pérdida de personas muy importantes en mi vida y antes sufrí lo inimaginable, pero con el paso del tiempo y el estar pensando en lo ocurrido, llego a la conclusión de que no importa la forma en la que dejes de existir en este mundo, el objetivo principal, en el momento, era trascender. Solo se cierran circulos de vida en esta tierra que duelen pero no tenemos porqué sufrirlos, lo que sigue es ser plenos y ser felices, pues no es el final sino el inicio de la plenitud del amor eterno. Ya no me siento mal y solo doy gracias al universo (Dios) o como quieran llamarlo, por seguir disfrutando de la vida en la mejor forma que podamos.
    Bendiciones a todos y para siempre.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>