Yo soy el obstáculo

Estaba tratando de recordar el momento preciso en que empecé a materializar mis deseos como loco, uno trás otro . Y luego, en qué momento dejé de hacerlo.

Recuerdo que cuando aprendí sobre la Ley de la Atracción, estaba muy entusiasmado con los nuevos descubrimientos que estaba haciendo y, al mismo tiempo, no me limitaba en lo que quería manifestar en mi vida.

Pero después de un tiempo mis viejas ideas empezaron a frenarme y luego dejé de fijar metas.

Entonces fue cuando las cosas se pusieron cuesta arriba de nuevo.Me olvidé de que cuando quieres manifestar algo en tu realidad, tienes que extenderte a diferentes direcciones en tu vida, no sólo un aspecto de ella.

Cuantos más objetivos te pongas, más energía vas a generar y cuanto más vas a recibir.

No pienses en el universo como una entidad limitada que te da como máximo tres deseos como los genios de los cuentos de hadas. Con el fin de abrir tu mente al concepto de la abundancia, la vida, la salud, etc., tienes que pedir abundantemente, saludablemente, amorosamente y así sucesivamente.

Si limitas tu petición a sólo uno de los aspectos, entonces el equilibrio se rompe y tus viejas ideas de carencia asaltarán tu mente de nuevo y obstaculizarán tu progreso.

Volver a aprender a reclamar tus propios derechos,  como que mereces estar sano, ser querido, rico y tener una vida abundante.  A continuación, empieza a hacer por escrito y a establecer todas las peticiones que puedas para que tu espíritu se libere de esos conceptos de carencia y limitación que se han ido extendiendo en los últimos años en todo el mundo.

No creas que establecer varias metas puede distraer tu mente al mantener muchas cosas al mismo tiempo. Eso confunde la mente.

Establece muchas metas, pero en diferentes áreas para que mejore tu vida y te hagan una mejor persona y más feliz. Tal vez quieras empezar a caminar más, comer más sano, leer un libro a la semana o más, aprender un nuevo idioma, retomar tus clases de tenis, unirte a un club de ajedrez, etc.

Sólo tú sabes lo que necesitas, lo que deseas y lo que te gustaría hacer. Por lo tanto, empieza a escribir todos tus deseos y sentirás como esto abrirá nuevas puertas en tu mente. Muchas que hasta tú no sabías que ya estaban allí.

A veces, sólo el hacer  esto  te ayudará a sintonizar en el canal correcto una vez más.

No tengas miedo de escribir todo lo que deseas y necesitas. No dejes que tus viejas ideas limitantes tomen el control de nuevo.

Siente la libertad de nuevo, ese es tu estado natural y tu derecho de nacimiento.

Tomado de mi libro: “Sabiduría Interna. Vol II”

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>