Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama.

“¿Y cómo sabes que serás totalmente feliz cuando tengas tu propia casa? ¿Y si faltan otras cosas en tu vida también, pero aún no las has notado? Preguntó su amiga una vez más.

“No, he estado sufriendo todos los días por no tener un lugar que yo pueda llamar mío, así que sé que tan pronto como lo consiga, seré feliz para siempre. “

Las puertas del tren se abrieron y ambas damas desaparecieron entre la multitud.

Entonces comencé a preguntarme cuántas veces había “pospuesto” mi propia felicidad por colocarla en un evento externo, persona o cosa y la mayoría de las veces, cuando finalmente había alcanzado ese objetivo, no estaba más feliz que antes.

En realidad, yo me sentía más deprimido. Me faltaba el ingrediente principal.

Cuando deseo alcanzar una meta, mi corazón está lleno de emoción, expectativas, ideas, sueños, etc. Esas emociones me impulsan a alcanzar y hacer lo que necesito para obtener lo que quiero.

Pero cuando finalmente lo obtengo, a veces me doy cuenta de que no era lo que esperaba, pero cuando lo es, entonces estoy anhelando algo nuevo.

Es cuando la angustia, la desesperación, el estrés y otras emociones negativas aparecen y lo que podría ser un maravilloso viaje agradable, termina siendo una tortura.

Me tomó muchos años de caídas y volver a levantarme, el aprender a decidir ser feliz, sólo porque sí.

Decidir ser feliz ahora, me ha ayudado a lograr mucho más que cuando me esforzaba y sufría por obtener lo que deseaba. Esa felicidad siempre me ha impulsado a salir del agujero cuando las cosas se pusieron difíciles y me dio la fuerza necesaria para seguir adelante.

Cuando eres feliz, tu camino parece más corto y más brillante. Y una vez que llegas a tu objetivo, el siguiente es más fácil de lograr.

Además, esa felicidad te dará una paz interior que hará que las cosas se hagan más rápidas y fáciles que si sigues torturándote por lograr tu deseo.

Decide ser feliz en este momento, sólo por diversión. Así, tu próximo paso será más fácil, más ligero y “mágicamente guiado”.

La felicidad alumbrará tu viaje y te dará mejores resultados que estando estresado y preocupado todo el tiempo.

No esperes estar al final de tu itinerario para sentir esa alegría divina. Ser feliz es tu boleto para un viaje de primera clase, una mejor salud y logros más altos.

Después de todo, ya estamos rodeados por demasiadas personas gruñonas y amargadas quejándose de cómo está el mundo entero, en lugar de irradiar su propia Luz para hacer de este mundo un lugar mejor y más luminoso. Por favor, no seas uno de ellos.

2 comentarios en “Posponiendo tu bienestar

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>