Buena condición espiritual

La mayoría de mis amigos siempre están buscando consejos y orientación para estar físicamente en forma. Esta es una tendencia común hoy en día en todo el mundo.

Pero a pesar de caminar mucho, comer solo comida saludable y cuidar de mí mismo tanto como puedo, a veces siento que la parte más débil y desatendida de mi es mi ser interior.

Así que, después de hacer algunas investigaciones, he encontrado algunos consejos para aumentar la fuerza interior y sentirse más poderoso cada día.

Algunos de estos consejos podrían no aplicarse en tu caso, pero inténtalos de todos modos y ve si obtienes mejores resultados.

1.- Suelta tu resistencia a tomar riesgos calculados. Confía en ti mismo y en tus resultados y aumentarás tu confianza en ti mismo y tu poder interior mediante el logro de pequeñas metas que te prepararán para las más grandes.

2.- No esquives tus obligaciones. Encontrar excusas para no cumplir con nuestras responsabilidades es un error común en el que podemos fácilmente caer. Cuanto más te alejes de ellas, más difícil será mantenerte al día con lo que sigue.

3.- No permitas que la opinión de otras personas influya en tus sentimientos. Abrir nuestro corazón a otros es duro, pero permitirles tomar el control de nuestras emociones es el peor error que podemos hacer. Se tú mismo y deja a los demás fuera de tus asuntos personales.

4.- Detén el modo de autocompasión. Consentirnos un poco a veces es bueno, pero caer en el lado de “pobrecito de mi” durante demasiado tiempo es la principal causa del síndrome de baja estima. ¡Evítalo!

5.- Permite que las cosas aparezcan en su momento. A todos nos encantaría que las cosas que deseamos aparecieran más rápido en nuestra vida. Pero la vida tiene un ritmo diferente y, deberíamos saber a estas alturas, que su tiempo es mucho más preciso que el nuestro.

6.- No residir en el pasado. Es maravilloso recordar esos tiempos gloriosos, nuestras victorias, así como esas duras lecciones que nos hicieron más sabios y más fuertes, pero todo se han ido. Tenemos una maravillosa aventura para vivir aquí y ahora y es en este momento, cuando los milagros se están formando y preparándose para manifestarse en nuestra vida.

7.- Estar solo es una bendición también. Todos disfrutamos de la compañía de las personas que amamos y, estar con la gente nos puede enseñar mucho y puede sanar muchas heridas también, pero somos individuos que necesitamos un tiempo con nosotros mismos también. Tu ser interior te necesita. No lo hagas esperar más, descubrirás más cosas dentro de ti, de lo que puedas imaginar.

8.- La vida no te debe nada. Todos somos co-creadores de esta realidad. Tú vienes, haces tu trabajo y luego sales de la escena tan pronto como hayas completado tu papel aquí. Entonces el siguiente llega y comparte su parte también. Todos tenemos algo que enseñar y algo que aprender, algo que dar y algo que recibir, todos somos contribuyentes y receptores. Nadie te debe nada, tampoco le debes nada a nadie.

9.- No puedes hacer feliz a todo el mundo al mismo tiempo. Conozco a muchas personas que hacen cosas que odian, sólo para hacer felices a otros haciéndose miserables en el proceso y, esa situación nunca termina bien. Se tú mismo y da lo que puedas dar, pero recuerda que no tienes que hacer a la gente feliz todo el tiempo. Esa NO es tu responsabilidad ni tu deber, no importa lo que te hayan dicho.

10.- No puedes controlar todo en el Universo. Deja de perder tu tiempo y energía tratando de tener todo bajo tu control todo el tiempo, aprende a soltar y saber cuándo tomar el volante de tu vida. Pero especialmente, no te sobrecargues en el proceso.

11.- No te sientas mal por el éxito de los demás. Todos tenemos nuestras propias habilidades y dones, no tenemos necesidad de sentir celos o resentir los logros de otras personas. Todos tenemos nuestra manera de brillar con nuestra propia luz personal. Hay suficiente para todos nosotros. Algunos lo aprovechan, otros no, pero, de cualquier manera, eres maravilloso y nadie puede sustituir tu lugar en este universo.

12.- No te acostumbres a darte por vencido después del primer intento. A veces, después de un mal comienzo, sentimos que no somos lo suficientemente buenos y nuestra respuesta “lógica” es renunciar. Decidimos que no es “nuestra cosa” y entonces abandonamos algo que podría ser nuestro gran éxito. Como dice el viejo refrán: “Si al principio no tienes éxito, sigue intentándolo de nuevo”. Tu futuro tú, te lo agradecerá.

Espero que estos consejos que he encontrado a través de los años te darán algunas ideas para aplicar en tu vida y convertirte en una mejor persona en un futuro cercano.

Los he probado y me funcionan muy bien. Te deseo siempre lo mejor.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>