Este no era mi plan

Cuando era niño, tenía una idea muy diferente de lo que sería mi vida.

Quería ser astronauta, explorador, bombero, superhéroe, ingeniero…, bueno de todas estas opciones, sólo me convertí en lo último.

La verdad es que nunca soñé con viajar por el mundo, conocer gente muy interesante de diferentes orígenes y ser quien soy hoy en día.

No estoy juzgando aquí, si es bueno o malo ser quien soy hoy; Sólo sé que es la mejor opción para mí.

Por supuesto que no he logrado todas las cosas que quería, al menos no todavía, nunca se sabe lo que viene a continuación. Pero mirando en retrospectiva, he logrado muchas cosas que nunca pensé posibles.

Estoy seguro de que esto les sucede a todos, no sólo a mí. Si miras hacia atrás hacia tu infancia, verás que muchos de tus sueños fueron olvidados y sustituidos por otras grandes cosas.

Muchas veces, en el momento, no nos damos cuenta de si es mejor o peor, pero al final, podemos estar seguros de que fue la mejor opción para nosotros. Estamos aquí porque eso es lo que hemos elegido para nuestra vida. Pero estamos aquí también, porque aquí es donde debemos estar ahora para poder crecer aún más.

Puedes sentirte derrotado porque no llegaste a ser astronauta o el presidente de tu país o, puedes sentirte aliviado porque estás donde estás, con lo que tienes y en una posición para hacer los cambios que deseas en tu vida, si así decides hacerlo.

No podemos ver toda la escena de nuestra vida. Es como cuando estamos viendo una película y nos enojamos con un personaje que está luchando para hacer algo y se pregunta por qué la vida es tan mala con él/ella, pero no puede ver que algo más está sucediendo en otro lugar que va a cambiar las cosas. Nos gustaría decirle cómo están las situaciones en realidad, pero no podemos hacerlo. Más adelante en la trama vemos cómo las cosas le llegan al personaje de maneras inesperadas y todo mejora.

Eso nos sucede a nosotros también muchas veces durante nuestra vida.

Simplemente no podemos acostumbrarnos a no tener un control total de lo que nos pasa y, continuamente, se nos insta a recordar que necesitamos mantener nuestra fe y soltar, para que permitamos que las cosas lleguen a nuestras vidas sin la obstrucción de nuestros caprichos y preocupaciones.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

2 comentarios en “Este no era mi plan

  1. Si, tal vez, voy a sacar todos esos sueños frustrados porque siento que me ahogo con lo que soy ahora y me alivio pensando en lo que pude haber sido :) lo único que sé, es que es mejor liberarlo y me sentiré así el resto de mi vida, dejaré que fluya mi sueño frustrado, gracias H. Sampson.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>