¿Tus límites?

 

Estaba hablando con Rick el otro día, quien estaba muy preocupado por su futuro.

Su abuelo fue médico, su padre fue médico y, sí, lo adivinaste, él se convirtió en médico también.

Había estado rodeado de médicos de todo tipo durante toda su vida. Asistió a reuniones y fiestas donde la mayoría de la gente eran doctores, todo su mundo estaba lleno de galenos aquí y allá.

Eso fue por un lado muy bueno, porque esa influencia lo había convertido en un buen médico, muy abierto a todo tipo de tratamientos, no sólo a la alopatía. Pero por el otro lado, también era una cosa terrible, porque había asumido toda su vida sólo su papel de médico. No podía concebir la idea de hacer otra cosa.

Había aceptado la limitación de ser siempre sólo un médico y la idea de tener un hobby o actividad fuera de su profesión era impensable para él.

Aun así, en los últimos años se había sentido atraído por el dibujo. No de una manera artística, sino más bien dibujo de diseño. De alguna manera su lado creativo ha estado tratando de captar su atención consciente, pero él había evitado escuchar esa voz interior, porque: “Se supone que un médico se ocupa de los enfermos, no juega con lápices y colores en un trozo de papel.” (Sus palabras).

En ese momento, pensé que podría ser una buena idea que conociera a mi amigo Arturo.

Arturo es arquitecto, pintor, escultor, escritor, artista marcial, cocinero, trabajador social, padre de familia y muchos otros “títulos” más.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>