Hazte presente

A veces nos quejamos de la falta de apoyo de nuestra familia, la falta de comprensión de nuestros amigos y conocidos y, de cuánto sufrimos nuestra soledad, en lugar de aprender de ella.

Cuando estamos en tales estados mentales, tendemos a buscar a alguien que nos escuche, queremos ser entendidos, ser apoyados.

Pero tan pronto como tratamos de encontrar esas cosas en otros, nos enfrentamos a una fría pared de indiferencia y nuestra soledad se hace aún más grande.

Todos hemos estado allí. ¿Pero te has dado cuenta, de cuando has estado del otro lado?

¿Cuántas veces has evitado a un amigo con un problema que está tratando de llegar a ti para que él / ella pueda simplemente ser escuchado?

Probablemente hubo un momento en que alguien esperaba que le prestaras un oído atento, pero tú estabas demasiado ocupado, demasiado cansado o, simplemente, no estabas “de humor.”

Sé que estás llevando para todos lados tu propia “carga pesada” sobre los hombros y, que hay días en que no puedes soportar escuchar nada negativo sin sentir tu espalda aún más aplastada. Pero somos almas viejas, sabias y experimentadas que han estado allí muchas veces también, y puedes encontrar un momento adecuado para compartirlo.

En lugar de quejarte de lo solitario que te sientes, de lo ignorado que has sido durante mucho tiempo y de lo ingratos que son los demás contigo. Sé la ayuda que te gustaría encontrar. Sé un fuerte apoyo para los demás, tal como el que estás anhelando encontrar ahora.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>