El lado oscuro

Todos tenemos una dualidad dentro de nosotros.

No somos totalmente blanco o totalmente negro y realmente necesitamos esta dualidad para poder encontrar el equilibrio y avanzar.

En mi último artículo, hablaba de la importancia del auto-perdón. He hablado muchas veces sobre el hecho de que todo se nos regresa. Asesinos, secuestradores, terroristas, etc., todos ellos reciben de una manera u otra lo que se merecen, aunque no lo veamos. Nunca sabemos lo que sucede en el interior del alma de otra persona.

Recuerda que siempre hay dos partes, el que daña y la víctima.

La víctima quiere que el delincuente sea castigado por toda la eternidad y con ese deseo, la víctima se convierte en una doble víctima. Uno por el daño original y la segunda, por el deseo de venganza. La segunda causa es a veces la más difícil, ya que mantiene a la víctima encadenada a esos sentimientos por el resto de su vida.

Sé que en algunos casos es muy difícil ser capaz de perdonar ciertas situaciones. Pero ese es uno de los elementos necesarios para liberarse y alejarse de sentimientos negativos que nos perjudican y nos mantiene presos en una jaula de odio.

Si creemos que hay una justicia superior, entonces tenemos que recordar que el karma, la ley de causa y efecto, la justicia divina o cualquier nombre que desees asignar a la misma, se hará cargo de las cosas, y el que nos dañó, de un modo u el otro, recibirá lo que merece.

Pero no podemos torturarnos con eso también. Nos hemos visto afectados por la otra persona o personas, y ahora tenemos que añadir a eso el sufrir la carga de resentimiento u odio. Esto es todavía más pesado de llevar.

Y si quieres verlo desde un punto de vista de conveniencia. No merecemos llevar esa carga sobre nuestros hombros. Sé que hay cosas que nos afectan y cambian nuestras vidas como la pérdida de un ser querido, de ver a uno de nuestros allegados afectados por otras personas, pero recordemos que el odio, el resentimiento, el deseo de venganza y sentimientos como esos nos traerán un daño todavía más grave.

Hemos sido afectados de alguna manera terrible, por lo que ahora nuestro trabajo es aprender de eso y sanarnos a nosotros mismos, seguir adelante y continuar nuestra evolución. Sé que suena más fácil de lo que realmente es lograrlo, pero la verdad es que no hay nada tan importante como la liberación de lo que nos puede hacer daño y detener nuestro avance.

Así que si quieres ver esto de una manera egoísta, entonces libérate de esas cadenas, libérate de cualquier sensación que te haga daño y continúa. Confía en que hay una inteligencia superior que pondrá las cosas en su lugar adecuado  y deshazte de los pensamientos y sentimientos que sólo traerá más daño a tu vida.

Te mereces ser feliz y saludable. Así que no dejes que los malos sentimientos y pensamientos que sólo te enferman  y amargan, te impidan alcanzar para lo que realmente estás aquí: Ser feliz.

Sí, sé que hay cosas que son muy difíciles de soltar o perdonar. Pero lo hecho, hecho está y te tienes que cuidar a ti mismo.

Así que date una nueva oportunidad, aprende del pasado, suelta el odio y permite que la sanación te ayude a ser una mejor y nueva persona.

De hecho, no se olvide de que todos tenemos un lado oscuro también y, si permitimos que el lado oscuro se vuelva más fuerte, vamos a atraer eventos, personas y salud en la misma frecuencia.

Es por eso que es tan importante el despejar y limpiar la mente y el corazón y, trabajar en nuestro interior.

Como hemos dicho antes, las cosas que pasan “afuera” son un reflejo de lo que hay “adentro” de nosotros y, tenemos que tomar lo que nos pasa como una llamada de atención y una alarma de alerta que tenemos que revisar conscientemente para ver cómo estamos contribuyendo a que se produzca ese evento “externo”.

Nosotros somos los que atraemos esto a nuestra vida y somos nosotros los que hacemos algo al respecto. Sé que es algo que suena terrible para nuestro ego, pero una vez que entendemos, es fácil empezar a buscar lo que tenemos que cambiar en nosotros para que veamos el efecto recíproco en nuestro universo.

Deja tu ego a un lado por un momento y tratar de ver si este “cambiar tu interior para cambiar tu exterior”, te funciona.

Si te funciona, entonces habrás hecho un gran descubrimiento y siéntete feliz de poder seguir cambiándote  para mejorarte, para ti y para los demás.

Si esto no te funcionara, entonces te habrás beneficiado de los cambios en tu ser interior y serás una persona mejor de todos modos.

En cualquier caso, lo importante es que verás que al soltar la culpa, el odio, el resentimiento o cualquier otro sentimiento negativo que te limite, serás más feliz y tú y las personas a tu alrededor se darán cuenta de ello y saldrán beneficiados todos.

Gracias por hacer lo mejor de ti y hacer, al mismo tiempo, un universo mejor para todos nosotros.

 

Tomado de mi libro: Sabiduría Interna I

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>