Replay (Nota mental)

 

Recuerdo cuando a mis hijas les gustaba pasar horas viendo sus películas en DVD una y otra vez.

En realidad, veían la misma película dos o tres veces seguidas. Tenían toda una colección de diferentes títulos para niños y les encantaban todas.

Cada una tenía su favorita y, en ocasiones, tenía que verlas con ellas hasta el grado de que yo podía repetir todos los parlamentos de cada personaje de memoria.

Afortunadamente y, una vez que habían visto esas películas un millón de veces, sacaban nuevas historias.

Hoy ya han crecido ellas un poco y ya no ven la misma película varias veces en un mismo día. (Bueno… al menos no muy a menudo.)

Dicen que los viejos hábitos son difíciles de dejar y, probablemente, es por eso que hacemos lo mismo con nuestros errores y tragedias.

A veces, parece como si disfrutáramos reviviéndolas una y otra vez. Seguimos repasando las mismas imágenes mentales varias veces durante meses e incluso años.

Y ya sabes lo que desencadena eso, ¿verdad? Sí, yo también, sin embargo, lo seguimos haciendo continuamente.

Perdemos la paciencia cuando escuchamos las mismas historias de nuestra familia y amigos, pero seguimos evocando en repetidas ocasiones, ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>