Antes de…

Tengo un amigo que es muy impaciente y cada vez que hablas con él y estás tratando de terminar una frase, él te interrumpe con la primera palabra que viene a su mente, tal vez para ayudarte a terminar más rápido. A veces es la palabra que estabas a punto de decir, pero la mayoría de las veces es una palabra que no tenía nada que ver.

La gente suele mirarlo con enojo0 y probablemente piensan algo como: “Gracias, pero no necesito que me ayudes a hablar, ahora si me dejas continuar …” ÉL se da cuenta de que no estás muy contento con su interrupción y guarda silencio por unos segundos, pero dos o tres frases más tarde comienza a interrumpir de nuevo.

Huelga decir que si no estás perfectamente centrado en lo que estás diciendo, todas sus interrupciones hacen que tu mente se aleje del tema principal y termines hablando de algo totalmente diferente.

Le hemos dicho que deje de hacer eso y, probablemente, así tendría una mejor comunicación con la gente que lo rodea. Dice que lo está intentando, pero los viejos hábitos son difíciles de eliminar.

Y hablando de hábitos, especialmente los malos, tenía la horrible mala costumbre de ponerle sal a mi comida antes incluso de probarla. Es una costumbre muy común que debe evitarse a toda costa, ya que los problemas de salud que causa son muy peligrosos.

Debido a ese hábito, comencé a tener problemas de salud que fueron corregidos cuando dejé de agregar sal adicional a mis comidas. Ahora ya no tengo que ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>