Tu héroe

Dicen que los seres humanos siempre necesitamos a alguien para admirar, alguien a quien emular, alguien para tomar como un modelo a seguir.

Desde el comienzo de la humanidad, las historias de seres con dones especiales han existido. La mayoría de nosotros hemos soñado con ser uno de esos ídolos, poseer sus superpoderes y salvar al mundo.

Hemos apreciado esa idea desde nuestra infancia y cuando crecemos y perdemos el contacto con esas historias, las dejamos descansando en lo más profundo de nuestra mente subconsciente.

Un día nos metemos en problemas y cuando no podemos encontrar una forma de salir de ellos, comenzamos a buscar un héroe para salvarnos y llevarnos lejos de la angustia.

Y esperamos días, meses e incluso años. Y nadie viene en nuestra ayuda. El tiempo pasa y mantenemos nuestros ojos mirando hacia el horizonte, esperando a que el superhéroe llegue.

Comenzamos nuestra búsqueda de ese héroe en la religión, en la política, en la ciencia y así sucesivamente. Encontramos algunos prospectos, pero después de algunos engaños, movemos nuestra búsqueda a un campo diferente.

Si eres religioso entonces buscarás a tu héroe a través de diferentes deidades y filosofías, si no crees en las religiones entonces intentarás encontrar a tu héroe en la política, la ciencia, el deporte, etc.

Después de algún tiempo, te darás cuenta de ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>