Estarás más feliz ahora

Cuando recibí mi primer triciclo cuando tenía alrededor de 3 ó 4 años, pensé que era el día más feliz de mi vida. Era verde con manubrio blanco. Yo era el niño más feliz del planeta Tierra.

A continuación, los años pasaron y cuando recibí mi primera consola de videojuegos, yo estaba tan feliz que no podía creer que estaba sucediendo realmente, fue increíble y de hecho podías conectar un teclado y escribir programas básicos en ella. Yo era el adolescente más feliz del planeta Tierra.

Entonces más años pasaron cargados de diferentes momentos felices cuando me consideraba la persona más feliz del planeta Tierra. Y la verdad es que ahora mismo estoy encontrando incluso, más momentos en los que estoy feliz y agradecido todos los días en los que yo creo que soy la persona más feliz del planeta Tierra.

Pero esta vez estos eventos no se basan en recibir algo material, por supuesto que me encanta conseguir algo que me gusta y que me da alegría, pero tal vez cuando te haces mayor, las cosas más simples puede darte felicidad con más frecuencia.

Hoy en día incluso yendo a comer a mi restaurante favorito en el centro de la ciudad, llena mi alma (y mi estómago) con felicidad. Me siento feliz y agradecido de poder ir allí a veces y, eso hace mi día especial y emocionante. Sí, ya sé que suena estúpido, pero en verdad llena mi corazón de alegría.

Poder dar un vistazo de una puesta de sol me hace sentir muy feliz y el otro día, cuando pude ver la conjunción de Venus y Júpiter, me hizo sentir el hombre más feliz del planeta Tierra.

Lo que estoy tratando de decirte aquí es que, la felicidad estará en tu vida de muchas formas, incluso si eso no parece posible ahora mismo. Si decides encontrarla en todas partes, sólo tienes que abrir tu mente y corazón para encontrarla. Aunque te sientas triste, hay algo ahí para que cambies ese sentimiento y elijas la felicidad.

Incluso en los momentos más difíciles he aprendido a encontrar la felicidad, a veces sólo en mis recuerdos, pero la encuentro cada día.

¿Has visto cómo un niño se emociona tanto con pequeñas cosas? Puedes comprarle el juguete más caro y va a terminar jugando más con la caja que con el regalo en sí.

Los niños siempre encuentran algo que capta su atención e interés y, por supuesto, se ponen tan contentos con ello.

Tú no has perdido eso, todavía está dentro de ti, si sólo le permites que salga una vez más. ¿A quién le importa si los demás te toman por loco o inmaduro? En realidad quién necesita otro rostro severo alrededor? Ya estamos rodeados de caras con el ceño fruncido por todos lados, ¿por qué querrías ser uno más de ese grupo?

Espera que más momentos felices aparezcan y te sorprendan ahora. Y dite a ti mismo, que de ahora en adelante, serás más feliz y más feliz, ya que el tiempo es corto y vuela muy rápido y no tenemos tiempo que perder.

Tomado de mi libro: Sabiduría Interna III

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>