A Tiempo

Me sorprendí al ver lo lejos que hemos avanzado  en el año. ¿A dónde se han ido todos los días, semanas y horas? La vida está sucediendo demasiado rápido.

¿Tal vez el tiempo se está acelerando como algunas personas están diciendo, tal vez mi rutina diaria se está haciendo demasiado…mmh…. rutinaria?

Era un sábado, hace dos semanas, cuando asistí a una conferencia muy interesante en una universidad, yo todavía estaba tratando de dejar que los conceptos aprendidos entraran en mi cabeza, cuando de pronto vi el calendario y ¡ya era sábado una vez más! ¿Tan pronto? ¿A dónde se fue el resto de la semana?

Entonces decidí hacer que el tiempo fuera más lento, sí, si el tiempo es una percepción de la mente como algunas teorías afirman, entonces tenía que tratar de hacer que fluyera más lentamente.

Dejé de correr todos los días y tomé más tiempo para observar las cosas a mi alrededor, para disfrutar de cada momento del día y hacer un esfuerzo para notar esos pequeños detalles que pasan desapercibidos todo el tiempo.

Y sí, lo creas o no, he descubierto que tomar las cosas de una manera más calmada, deteniendo la presión de hacer cientos de cosas por día para llegar a todos mis plazos a tiempo, ha hecho una gran diferencia.

Incluso mi cuerpo está reaccionando de una manera más positiva, me estaba empezando a sentir demasiado estresado por todos los compromisos que había aceptado y mi ser interior me gritaba que iba a terminar con un ataque al corazón o algo peor.

Esta semana, sin duda “pasó” más lentamente para mí y me sorprenden todas las cosas que pude lograr al disminuir mi ritmo diario. Suena paradójico, lo sé, pero haciendo las cosas de una manera más relajada, mi productividad se elevó.

Te invito a que pruebes esto por ti mismo.

No te vas a dar cuenta de cuántas cosas te pierdes en tu vida diaria, hasta que te tomes el tiempo para permitirte el notarlas.

La prisa hace que nuestro cerebro acelere los procesos, pero al hacer eso, estamos dejando demasiadas cosas fuera de nuestra conciencia. El enfoque del cerebro se concentra en acelerar nuestras acciones con el fin de terminar nuestra agenda a tiempo, por lo que su energía se consume rápidamente y lo dejamos agotado y tratando de encontrar más energía para lidiar con el resto de nuestra lista de “cosas por hacer”.

Nos convertimos en esclavos del tiempo, en lugar de permitir que el tiempo nos sirva a nosotros.

¿Realmente quieres terminar tu día más rápido? ¿De verdad quieres que tu vida se te escape sin un verdadero significado? Son esas cosas que estás haciendo durante tu día, de verdad, sirviéndote con un buen propósito para tu propio crecimiento?

Bueno ahora me detengo con más frecuencia a hacerme esas preguntas.

Y eso me está ayudando a ajustar mi rumbo durante el día, y sí, me siento mucho mejor cuando éste termina, dejándome más feliz y más dispuesto a recibir nuevas oportunidades a la mañana siguiente.

Por favor, date más tiempo para vivir de verdad, es decir, para disfrutar de tu vida con todos sus colores, sonidos y sensaciones. Tú no quieres llegar al final de tu ciclo en este planeta sólo para darte cuenta de que has desperdiciado tu tiempo, viviendo para complacer a otros, corriendo para marcar las casillas de tus listas de pendientes y terminar cansado y decepcionado por no aprovechar el día para ser más feliz.

Todavía sigues a tiempo.

Tomado de mi libro: Despertando I

Despertando: Volumen I (Spanish Edition) by [Sampson, Hector] 

2 comentarios en “A Tiempo

  1. Muchas felicidades , excelente articulo , me encanto , muy profundo ! Yo quiero ese libro ! Donde lo consigo ! , , saludos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>