Perdona

 

Hablar de obstáculos es un tema muy común. Hemos estado comentando últimamente acerca de cómo tendemos a culpar al mundo exterior de nuestros problemas y carencias.

Pero como en todos los demás conflictos, vamos a encontrar la causa principal de éstos dentro de nosotros.

Estoy seguro de que has oído que una de las causas principales de enfermedades graves como el cáncer, son los llamados sentimientos de baja frecuencia, es decir el odio, el resentimiento, el miedo, etc.

Bueno, yo he conocido a muchos médicos que ahora están tomando la idea muy en serio. Estamos comenzando una nueva era en la que la gente está cuidado más la alimentación y los sentimientos que permiten en sus cuerpos.

Tomado de mi libro: “Y los diálogos continúan…”

Una buena dieta natural mantendrá nuestro cuerpo fuerte y saludable, todos sabemos eso, incluso cuando nos consentimos con una gran cantidad de comida chatarra. Pero ahora, cada vez más personas están tratando de meditar y mantener una dieta mental saludable también.

Tratamos de meditar todos los días, tratamos de mantener nuestros pensamientos y actitudes positivas y tratamos de evitar entretener malos pensamientos que pueden causar malos sentimientos y emociones.

Pero, ¿qué hay acerca de perdonar a aquellos que nos han hecho algo malo?

Sorprendentemente he encontrado que la mayoría de la gente deja el perdón en el último lugar de sus listas.

Consideran que dejar esos eventos en el pasado es suficiente, pero en realidad eso es sólo la mitad del proceso.

He conocido a personas que odian a la gente, incluso a los miembros cercanos de su familia desde hace años y cada vez que los ven, se enojan y se gritan unos a otros o simplemente no van a las reuniones familiares para evitar verlos allí.

Pero cuando se les pregunta ¿por qué ese odio tan fuerte? ¿Qué fue lo que pasó para mantener ese resentimiento durante tanto tiempo? Ellos simplemente no pueden recordar exactamente lo que pasó. Eso ocurrió hace tanto tiempo que ni siquiera pueden recordar la razón exacta por la que odian a su propia sangre tan fuertemente.

Recuerdan el sentimiento de odio, pero no la razón. Interesante….

Bueno, incluso si te acuerdas de por qué odias a alguien en particular, el verdadero problema aquí es el efecto de ese sentimiento en tu salud.

No voy a entrar en detalles técnicos fisiológicos aquí, puedes encontrar eso en sitios médicos especializados en línea, pero ahora todos sabemos cómo la química de nuestro cerebro afecta y altera la forma en que nuestro cuerpo trabaja y por lo tanto a nuestra salud.

Así que en lugar de mantener el odio y otros sentimientos negativos en nuestra mente subconsciente, vamos a ser un poco egoístas aquí y empezar a perdonar a las personas que nos hayan causado algún daño en el pasado.

Incluso ellos pueden no saber o recordar que nos hicieron algún daño, por lo que, probablemente, ni siquiera les afecta eso ahora. Así que vamos a perdonar, por nuestro propio bien.

Vamos a perdonar para que podamos recuperar nuestra salud, vamos a perdonar el pasado para que podamos estar más felices ahora y vamos a perdonarnos a nosotros mismos para mantener esas malas energías fuera de nuestro organismo, para que podamos avanzar.

Puede que te sorprenda ver cómo muchos bloqueos empiezan a desaparecer, tan pronto como sueltes el resentimiento y el odio.

El perdón es una de las más poderosas herramientas de liberación que existen.

Vas a ser una nueva persona cuando te permitas sentir su poder.

Ahora prepárate para perdonar.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>