¡Gracias!

Gracias por esos malos lunes, porque me dieron la oportunidad de comenzar una mejor semana.

Gracias por las personas groseras que cruzaron mi camino, porque gracias a ellos puedo apreciar la bondad de otros extraños.

Gracias por esos errores en mi juventud, porque ahora puedo entender mejor a mis hijas.

Gracias por esos regaños que recibí a tiempo, porque ahora puedo discernir lo que está bien y mal.

Gracias por tomar el tiempo para hacerme saber que estaba equivocado, porque ahora puedo ver la diferencia.

Gracias por maltratarme, porque ahora he aprendido a respetar a todas las personas sin importar su apariencia, raza o creencias.

Gracias por esas guerras, porque ahora aprecio estos tiempos de paz.

Gracias por esos tiempos de hambre, porque ahora he aprendido a compartir y valorar mis alimentos.

Gracias por los que mintieron, ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>