Tu poder

En un momento en que todos quieren competir con los demás, a veces encontramos personas que parecen tener todo lo que no tenemos, personas que saben todo lo que ignoramos y personas que pueden hacer todo lo que nosotros no podemos hacer.

Hay momentos en que nos sentimos inferiores, de repente te encuentras dentro de un grupo de personas con mayor experiencia, conocimiento y fuerza, es entonces cuando comienzas a subestimarte. Las comparaciones nunca son buenas, son totalmente innecesarias.

La mayoría de las veces es una buena idea el aprovechar esa situación y aprender todo lo que puedas de ellos. Esa es una gran manera de obtener experiencia y aumentar tu conocimiento.

En mi caso, me tomó un tiempo aprender y apreciar la oportunidad de estar en un equipo con los mejores. Incluso yo era la persona más joven y sin experiencia en ese grupo pero nunca me permití sentirme intimidado por los demás y, al final, puedo decir con certeza que ha sido una de las mejores lecciones en mi vida.

Y sí, aprendí una lección muy importante: “Ser tú, es tu verdadero poder”.

Nadie más en todo el universo tiene tu sonrisa, tu inteligencia, tus dones, tus experiencias de vida, tu educación y tus talentos naturales.

Eres un ser excepcional con características inimitables que te hacen especial y, una vez que te das cuenta de eso, se convierte en tu principal superpoder.

Cuando puedes ver tu propia magnificencia y recuperar tu autoconfianza, ésta crece y todo el mundo lo nota.

Entonces comienzas a brillar con tu propia Luz verdadera y, en lugar de fingir o intentar el ser otra persona, comienzas a disfrutar de tu propia personalidad y la necesidad de emular patrones externos de conducta desaparece.

Los medios nos enseñan constantemente que debemos comportarnos de cierta manera, comer ciertos alimentos, usar ciertas prendas, poseer ciertos objetos, etc.

Y por eso, desperdiciamos mucho tiempo valioso tratando de ser alguien que no somos y nos privamos de nuestro verdadero poder.

Con frecuencia, ignoramos el hecho de que hay muchas personas a nuestro alrededor que están celosas de nuestras cualidades, si solo supieras lo que otros piensan de ti, estarías muy sorprendido.

Ámate a ti mismo con todos tus defectos y virtudes, ten en cuenta en todo momento que ser tú es de alta prioridad y tu mayor fortaleza.

Primero enamórate de ti mismo, para que el resto del mundo pueda ver lo maravilloso que eres en realidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>