¡Rápido!

En mi humilde opinión, no hay nada más frustrante que esperar.

Sí, lo confieso: soy muy impaciente. Odio tener que esperar durante mucho tiempo. Normalmente me gusta que las cosas estén ahí, listas para mí en lugar de tener que matar el tiempo mientras recibo lo que quiero.

Y, por supuesto, esto me ha causado muchos dolores de cabeza en mi vida a lo largo de los años.

Especialmente cuando las cosas van mal, me gustaría descubrir un hechizo mágico para que las cosas cambiaran de curso inmediatamente.

Pero, como ya sabes, esto no es posible y para entender por qué las cosas deberían ser así, es algo que muchas veces no soy muy bueno.

Sí, sé que la vida tiene su propio ritmo. Sí, sé que las cosas buenas tienen que pasar por un proceso y que se supone que debo dejar que las cosas tomen su propio curso para no interferir en su llegada en el momento adecuado.

Solo digo que a veces, (está bien la mayoría de las veces), esperar a que las malas rachas cambien es exasperante.

Cuando las cosas van mal y quiero, necesito, espero y anhelo cambiarlas, el tiempo parece ir más lento.

Empiezo a preocuparme de que las situaciones sigan siendo las mismas durante años o que nunca cambien. Y ese pensamiento da miedo.

Pero tan pronto como empiezo a sentirme ansioso y la duda comienza a arrastrarse dentro de mi corazón, recuerdo aquella vez cuando vi a un amigo conducir un Porsche 911 turbo de 0 a 100 mph en solo 13 segundos.

La vida supera esa marca millones de veces. Solo piensa en aquellas ocasiones en que todo parecía oscuro y sombrío y, de repente, algo sucedió y en sólo un segundo tu vida cambió 180 °, justo cuando parecía imposible que sucediera.

Estoy seguro de que has tenido muchas experiencias como esa, en ambas direcciones. Tu vida ha cambiado para siempre, de repente surgió eso que llamamos milagro y la luz apareció al final del túnel (y no era un tren que se acercaba para atropellarte).

Hoy en día, veo gente que se preocupa demasiado porque muchas cosas en el mundo parecen no tener esperanza para muchos países. Pero si vuelves a tus libros de Historia, verás que estos no son los peores momentos en la historia de la humanidad. Hemos sobrevivido incluso a las peores situaciones y todos seguimos aquí, como raza humana, más sabios, más fuertes y más evolucionados. (Aunque es casi imposible de creer, después de haber visto las noticias de las 10 en punto, lo sé)

Incluso si no puedes ver la respuesta a tu situación actual, ten la seguridad de que hay una solución para cada problema que encontramos en nuestro camino. A veces la respuesta no es la que habíamos imaginado, pero puedes estar seguro de que será la mejor para ti.

Prepárate para un cambio de 0 a 100 mph en tu vida, llegará más rápido de lo que esperas. Simplemente permítete verlo y abre tus brazos y corazón para recibirlo.

A partir de ahora tu vida mejorará ¡Rápido!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *