El tazón roto

Hay una enseñanza budista antigua que dice que debes de ver a tu plato como ya roto. Es decir, si sabes que un recipiente se puede llegar a romper y, si aceptas este hecho, entonces no reaccionarás de forma exagerada cuando esto pase.

Esta enseñanza nos dice que si somos conscientes de que todo tiene un ciclo, cuando termina un ciclo particular no seremos sorprendidos por ello. Nuestra mente aceptará el final de ese ciclo y será capaz de seguir adelante sin trauma.Si nos fijamos en un tazón y disfrutamos de su diseño y el servicio que nos da y, al mismo tiempo, entendemos que no va a ser eterno, entonces vamos a disfrutar más el tiempo que lo tenemos con nosotros y, si se llegara a romper, entonces vamos a tomarlo como algo que sabíamos que iba a suceder algún día y ese conocimiento nos ayudará a seguir adelante sin problema.

 

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>